Ametap insiste con el 21% de aumento

El conflicto por la tarifa vuelve otra vez a escena, muy a pesar de la idea del intendente de "plancharlo" hasta que concluya la temporada.
Cuando se percibía que el radicalismo iba a desempolvar en el Concejo Deliberante el proyecto de tarjetas por aproximación para reemplazar el actual sistema magnético, los concesionarios del servicio de colectivos nucleados en Ametap reaccionaron con la contrapropuesta conocida: si tenemos que hacernos cargo de cambiar el sistema, hay que aumentar el boleto, dijeron -con otras palabras- en conferencia de prensa.

Claudio Lassiar, vocero de Ametap, declaró que "al volver a plantearse la incorporación de nuevas tecnologías y no existiendo subsidio alguno del Estado nacional, provincial ni de ningún ámbito, es preciso volver sobre una actualización tarifaria, que aunque antipática y a contrapelo del poder adquisitivo del único sostenedor de la prestación, el usuario, se hace necesario volver a tratar y a poco trecho definir".

Expresó exactamente la misma postura que sustentaron los concesionarios del servicio meses atrás cuando el proyecto de tarjetas por aproximación avanzó -sin consenso suficiente- en comisiones del HCD hasta un punto en que debió ser dejado de lado bajo la sombra de un conflicto por la tarifa. El intendente pretendió cerrar entonces la discusión: por lo que queda de 2009 no se volverá a hablar ni de tarjetas ni del costo del boleto, sentenció salomónicamente Gustavo Pulti.

Ametap recordó que oportunamente elevó una nota a la comisión de Transporte del Concejo para que "se considerara una recomposición de tarifas del 21,7 % y la recaudación durante un año para solventar ese paso hacia adelante en materia tecnológica".

Además recordó que "la última actualización tarifaria autorizaba a las prestadoras un aumento de 24%, esto se desprendía de directivas nacionales y provinciales que en otros distritos se aplicaron, pero que en General Pueyrredon sólo se otorgó un 14%, lo que llevó el costo del pasaje al valor actual".

Lo concreto es que al aprobarse ayer en Hacienda el cambio de sistema, con el voto de los concejales opositores, el conflicto por la tarifa vuelve otra vez a escena, muy a pesar de la idea del intendente de "plancharlo" hasta que concluya la temporada.

Bonifatti, duro con la oposición

Luego de que los bloques de la oposición le dieran ayer despacho definitivo al proyecto de ordenanza para poner en práctica el sistema de tarjetas por aproximación, el concejal de Acción Marplatense, Santiago Bonifatti, consideró que "el único objetivo de esta medida es el de dejar al intendente Gustavo Pulti en medio de un brete muy complejo".

Según dijo, "la situación real" es que los empresarios del transporte "quieren un 21,3% de aumento" para renovar el sistema de pago del boleto, mientras que el jefe comunal ya planteó que durante este año no está dispuesto a conceder una nueva suba en la tarifa. Asimismo puso de relieve el contenido de un informe de la Procuración Municipal, en el que se indica que el cambio del sistema de pago implica "una modificación sustancial" de los contratos entre la comuna y las empresas, lo que exige una consulta a los transportistas antes de avanzar en ello para evitar posteriores reclamos judiciales. Bonifatti interpretó que ayer la oposición "atropelló con sus votos" al bloque de Acción Marplatense dentro de la comisión de Hacienda, "sin haber procurado tener antes la opinión del oficialismo sobre este tema" lo que -a su entender- revela que "existe la intención de crear un problema para la gestión del intendente".

Comentá la nota