Amenazan a empresario para que no denuncie un robo en su casa de Palmares

La víctima sospecha que podría estar involucrado el personal de seguridad del barrio privado. Cuando le avisaron del robo fue hasta la vivienda, pasó por el control de barrera y antes de llegar a la propiedad, su madre recibió un llamado amenazante al teléfono fijo: "Que su hijo no abra la boca porque sino lo vamos a matar".
Un empresario que vive en Palmares denunció que recibió amenazas de muerte si denunciaba el robo de una importante suma de dinero en su propiedad. La víctima brindó detalles muy precisos y sospecha que el personal de seguridad del barrio podría estar envuelto en el hecho.

El empresario dialogó con MDZ y pidió que su identidad no sea publicada. Sin embargo, no se privó de dar todos los detalles del caso; en ese contexto, en el barrio privado (algunos vecinos, en la administración y el personal de seguridad privada) saben quién es el damnificado.

La víctima confió que el pasado martes, alrededor de las 21, los ladrones ingresaron a la vivienda donde vive su abuela, la cual está ubicada en calle Sicilia del complejo Palmares primera etapa. Quienes entraron a la casa lo hicieron sabiendo que no estaban sus moradores, y con total impunidad registraron todo, hasta que hallaron el dinero. "Es una importante suma, pero les pido que no la publiquen porque no es de lo que me quiero ocupar", expresó el empresario.

Sucede que a Palmares no se puede entrar sin autorización de los propietarios y es a partir de esta instancia que comienzan a generarse más dudas, aunque para la víctima hay muchas certezas.

"Al otro día (del robo) voy a la casa. Entré por la torre 3, pasé la tarjeta magnética por el control de barrera y antes de llegar (a la vivienda) mi madre recibió un llamado en el teléfono fijo, en el que le dijeron: ‘Que su hijo no abra la boca porque sino lo vamos a matar’. Esto me lo contó apenas entré", relató.

Continuó diciendo que "evidentemente alguien supo cuando llegué a Palmares. Al poner la tarjeta, hicieron la amenaza". Pero no todo quedó allí.

Lejos de amedrentarse, el nieto de la damnificada subió a su auto en busca de una comisaría. "Me voy a hacer la denuncia, pero me ven los tipos del mismo control y vuelven a llamar a mi madre para decirle: ‘Asegúrese que no haga la denuncia porque lo vamos a matar’ ".

Al enterarse de esta situación, el empresario se dirigió hacia la oficina de la administración de Palmares (Aprocut) "para pedirle al presidente los nombres de los guardias de seguridad, pero se negó. Después entendí que no tiene por qué dármelos, sin embargo nadie aportaba nada. No se puede entrar al barrio, después a una casa, salir como si nada, y posteriormente a todo esto, llamar al teléfono fijo para amenazar con el fin de que no se haga la denuncia", se quejó.

El empresario interpreta que por alguna razón no ha encontrado colaboración de la administración de Palmares, cuando justamente debería haber obtenido más apoyo.

Este viernes ser reunirá con el fiscal de Godoy Cruz Horacio Cadile para detallarle toda esta situación, sobre todo de las amenazas recibidas. Al respecto, le solicitará al magistrado —según contó— que le solicite a la empresa telefónica un informe para establecer el número del que llamaron a su madre y desde dónde se efectuó.

Además, agregó que se han producido muchos robos en el complejo privado pero no son denunciados, muchas veces porque no son sumas importantes o porque les sugieren desde la administración a los propietarios que no trascienda el hecho, porque si se conocen los robos podría ser mala prensa para Palmares.

Comentá la nota