ATE amenaza con pararle la municipalidad a Cotillo

Ante la demora de parte del intendente Cotillo de reconocer al gremio estatal en el ámbito municipal caletense, Alejandro Garzón advirtió que “tenemos un límite y si no se nos reconoce como tal en estos meses, tomaremos medidas de fuerza”.
Durante está semana trabajadores y dirigentes de ATE se manifestaron frente a la sede del Municipio de Caleta Olivia, tras la decisión de la presidenta del Concejo Deliberante de esa ciudad, de despedir a dos empleados del área, quienes además son afiliados a la entidad gremial.

Un grupo de trabajadores afiliados a ATE, junto a diversos dirigentes como el secretario General de Provincia de la entidad, Alejandro Garzón y el referente local Maximiliano Albarracín, se manifestaron en las afueras del Municipio, teniendo en cuenta que la concejal Lucila Remetería está a cargo de la intendencia, para hacer saber de su malestar por la decisión del cuerpo deliberativo de despedir, supuestamente sin motivo alguno, a dos empleados que además son afiliados a ATE. Luego de llevarse a cabo la manifestación las autoridades decidieron renovarle el contrato por todo este año 2009 a los trabajadores cesanteados.

Garzón denunció en diálogo con Prensa Libre que a 9 empleados se le debía renovar el contrato, pero sólo a dos se les enviaron los telegramas de despido “porque son afiliados a ATE”.

Los afiliados de la asociación llevan tres años trabajando en el Concejo Deliberante de la ciudad de Caleta Olivia y “ellos tienen un legajo intachable” afirma el secretario gremial y al tiempo que declaró que esta actitud de no renovar los contratos “es una persecución a los compañeros y a la organización”.

Desde que algunos empleados de la institución deliberativa han decidido afiliarse al gremio “ha sido constante la persecución por parte de la presidente del Concejo y de algunos concejales del Frente para la Victoria”.

Además aseguró que en otras localidades de la provincia, también existen persecuciones “en mayor o menor medida” a afiliados de la organización gremial. “En algunos lugares tuvimos que sortear la oposición por parte de autoridades, para que los trabajadores no se puedan afiliar a nuestra entidad o participen de las actividades de gremiales” sostuvo.

En tanto, dijo que los funcionarios o directivos deben “respetar la decisión que tomen los trabajadores”. En ese sentido, sostuvo que el intendente Cotillo no reconoce ATE como entidad gremial de trabajadores del Municipio.

“Tarde o temprano el intendente Cotillo nos debe reconocer, ya que la mayoría de los municipios de la provincia nos reconocieron. No puede seguir dilatando está cuestión, porque nosotros tenemos un límite y si no se nos reconoce como tal en estos meses, tomaremos medidas de fuerza” advirtió.

Por último, informó además, que trabajadores municipales de Las Heras llevan a cabo medidas de fuerza reclamando seguridad e higiene para realizar sus tareas diarias. La medida de fuerza es de 72 horas ya que este reclamo lo vienen planteano desde el año pasado.

Comentá la nota