Amenaza de Jaque: si no se aprueba la deuda no habrá nueva coparticipación

Amenaza de Jaque: si no se aprueba la deuda no habrá nueva coparticipación
El Gobierno señaló que las dos leyes están atadas y los municipios podrían quedarse sin los fondos pactados.
"Seguimos sosteniendo el acuerdo que firmó este gobierno con catorce intendentes de la provincia y que fuera aprobado por la Cámara de Diputados", manifestó oficialmente la Casa de Gobierno con referencia al acta rubricada con el Foro de Intendentes el 13 de noviembre pasado.

El documento autorizó el uso del crédito por 420 millones de pesos para la Provincia y los municipios, y una suba en la masa primaria coparticipable. "El Poder Ejecutivo ha cumplido con todo lo acordado. No estamos nosotros cambiando las reglas sino que sostenemos el acuerdo", dijo textualmente el Gobierno mediante un particular comunicado verbal de prensa que muestra "al pie" las firmas virtuales de Celso Jaque y Alejandro Cazabán.

"Si no se respeta este acuerdo no se respeta la nueva coparticipación municipal", agregó el portavoz oficial del Cuarto Piso y -ante una pregunta- amplió con un claro: "O salen las dos leyes o no sale ninguna".

"Nosotros estamos gobernando y somos nosotros los que sabemos cuánto endeudamiento necesita la Provincia. ¿Cómo va a ser la oposición la que fije el monto del endeudamiento?", dijo el Gobierno . El pronunciamiento, se produjo unas pocas horas antes de que hoy Senadores intente el tratamiento del proyecto de ley de endeudamiento por 420 millones de pesos aprobado en Diputados en medio de una fuerte embestida desde el cobismo para disminuir el monto del endeudamiento autorizado en la Cámara baja (ver aparte).

"Por un problema interno en un sector de la oposición no se puede poner en riesgo un acuerdo alcanzado entre la mayoría de los sectores políticos para atender la situación de la Provincia", enfatizan en el Barrio Cívico. "El nivel de endeudamiento refleja las necesidades reales de la Provincia y de los municipios, y fue acordado en medio de un diálogo franco del Gobernador con los intendentes que duró semanas. La cifra de 420 millones de pesos no es un número arbitrario, sino que expresa la necesidad de financiamiento", enfatizó el Gobierno provincial.

"Tampoco significa llevar la deuda a un nivel grave ya que se trata del 11% del Producto Bruto Geográfico de la Provincia. El endeudamiento no es consecuencia de un incremento desmedido de los gastos generales, ya que se mantiene dentro de las previsiones votadas por la Legislatura para este año, y tiene su origen en la caída de la recaudación provocada por la peor crisis mundial de los últimos tiempos", subrayó.

Y a la hora de hacer referencia a la modificación del reparto de fondos con los municipios -un proyecto enlazado con el endeudamiento- el Gobierno no dudó en calificarlo como "un hecho histórico, estructural y trascendente que resuelve una situación estancada durante décadas".

Dominó

El "paquete fiscal" de Celso Jaque tiene cinco proyectos de ley y comienza con el endeudamiento provincial y la coparticipación municipal. Tras ellos, siguen las leyes de Avalúos, Impositiva y Presupuesto 2010, y cada una de estas iniciativas está conectada con la siguiente. Por lo tanto, se espera que los proyectos sobre Avalúos e Impositiva -que en principio iban a ingresar en Diputados ayer- sólo lo hagan después de que se definan las leyes de endeudamiento y de coparticipación, porque los montos de éstas influyen en los de aquellas dado que una modificación en alguna de las dos iniciales provoca cambios por efecto dominó sobre las tres siguientes.

Aunque el bloque oficialista tiene instrucciones de defender en Senadores la aprobación de Diputados del endeudamiento y la coparticipación, también tiene en Diputados el pedido del Ejecutivo de ser permeable a las propuestas opositoras cuando lleguen Avalúos e impositiva. "No habrá veto si en la Legislatura se acuerdan alzas de impuestos", adelantó Hacienda en medio de los esfuerzos del oficialismo por alcanzar un trabajoso acuerdo con la oposición, con vistas a un Presupuesto 2010 "que no tenga déficit".

Comentá la nota