La UOM amenaza cortar rutas si fracasa el acuerdo en Paraná Metal

Apenas tres días después de haberse firmado, el acuerdo para evitar despidos a cambio de un congelamiento salarial en la autopartista Paraná Metal corre serio riesgo de fracaso. Los trabajadores denunciaron ayer el incumplimiento de la empresa en su promesa de pagar los salarios atrasados de diciembre y el medio aguinaldo antes de reiniciar la producción y realizaron protestas frente a la planta ubicada en la localidad de Villa Constitución.
Si hoy no aparece una solución que garantice el cobro de los sueldos, la conducción nacional de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) convocará a una masiva movilización con corte de rutas en la zona para repudiar la falta de compromiso empresario con la estabilidad laboral de sus 1.200 empleados.

La decisión de la cúpula de la UOM de disponer una medida de fuerza en defensa de los trabajadores de la autopartista fue comunicada ayer personalmente por el titular del gremio, Antonio Caló, al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, informaron a El Cronista voceros del sindicato. Caló reclamó la urgente intervención del funcionario para asegurar el cumplimiento de todo el convenio suscripto el sábado con los directivos de Paraná Metal que, además del congelamiento salarial y el esquema de suspensiones rotativas del personal, incluyó la garantía de pago inmediato de los sueldos adeudados de de diciembre y el medio aguinaldo.

“Hay un gran disgusto en el secretariado nacional porque no se ha cumplido con nada de lo firmado y esto parece una tomada de pelo a los trabajadores”, advirtió Abel Furlán, secretario de prensa de la UOM.

Además de la amenaza de convocar a una protesta con corte de ruta, los representantes del gremio pretenden llevar hoy el tema al encuentro que mantendrá la llamada mesa chica de la CGT. Justamente la reunión de la central obrera fue convocada por Hugo Moyano para hacer un relevamiento interno sobre los casos de despidos y suspensiones en distintas actividades y para rechazar formalmente cualquier posibilidad de aceptar una postergación de las paritarias a cambio de la estabilidad laboral.

Comentá la nota