La amenaza de las Aguilas Negras

Las amenazas de muerte están en alza en Colombia, según la Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados. "En la más reciente ola de intimidación, panfletos firmados por nuevos grupos armados ilegales en Colombia fueron distribuidos la semana pasada en el país, en especial en la región de la costa atlántica y en Bogotá", advirtió Ginebra Andrew Purvis, vocero del organismo. El funcionario no quiso dar los nombres de los grupos armados, pero las ONG de esas regiones sostienen que la principal fuente de amenazas son las llamadas Aguilas Negras, un grupo que surgió en los últimos años como rejunte de paramilitares que retomaron las armas tras desmovilizarse y ex soldados del narco.
La denuncia de Purvis contradice el discurso de pacificación que repite en todos los discursos el presidente Alvaro Uribe. Aunque las cifras de asesinatos y secuestros bajaron, el número de desplazados y amenazas sigue creciendo. "En algunos casos, las víctimas de las amenazas fueron forzadas a abandonar sus comunidades para sobrevivir. En otros casos, las amenazas de muerte fueron aplicadas", explicó el vocero de la Acnur.

La agencia de la ONU sigue de cerca la situación en Colombia desde hace tiempo. En los últimos 50 años, la guerra interna dejó un saldo de 4,3 millones de desplazados, muchos buscaron refugio en las afueras de las ciudades, pero cientos de miles escaparon por las fronteras hacia Ecuador y Venezuela.

"Con frecuencia los sobrevivientes, entre ellos padres y amigos, se abstienen de denunciar los asesinatos por miedo a represalias", agregó Purvis. Ese clima de miedo y censura, continuó el vocero de Acnur, se ve acentuado cuando las amenazas no se limitan sólo a los campesinos e indígenas más pobres, sino que están inmovilizando a funcionarios dentro de la Defensoría del Pueblo u ONG humanitarias, como la Cruz Roja Internacional.

Comentá la nota