Los ambulantes se resisten a ser desalojados

Ayer cortaron el tránsito en las puertas del Mercado del Norte y en 24 de Septiembre y Las Heras, molestos por los operativos de desalojo que dispuso la Municipalidad Capitalina.
Los vendedores ambulantes que en las últimas semanas coparon las veredas de las principales calles y peatonales del microcentro capitalino, como ocurre todos los años en vísperas de las Fiestas Navideñas, se resisten a ser desalojados por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y ayer salieron a protestar, cortando el tránsito.

Un operativo realizado a primera hora por las autoridades, determinó el secuestro de mercadería, en medio de insultos, golpes y empujones entre los inspectores municipales y los comerciantes informales.

Como consecuencia de ese episodio y denunciando "una persecución" en su contra, los ambulantes procedieron a cortar el tránsito en las puertas del Mercado del Norte, en calle Maipú y Mendoza, donde arrojaron basura y bloquearon el paso de los vehículos con dos contenedores de residuos. Mientras tanto, otro grupo se apostó en la esquina de 24 de Septiembre y Las Heras, en la esquina de la Iglesia de La Merced.

Piden trabajar

Los ambulantes reclaman que los dejen trabajar al menos hasta que pasen las Fiestas, argumentando que no tienen otra fuente de ingresos.

En tanto, la Municipalidad está obligada a retirar a esas personas de la vía pública, a raíz de una sentencia judicial que prohíbe la instalación de puestos de venta ambulante en la zona del microcentro.

Malestar empresario

Esta medida, que fue dispuesta hace dos años por la Cámara en lo Contencioso Administrativo, surgió a raíz de una presentación realizada por la Federación Económica de Tucumán (FET).

Desde la entidad, plantearon que los ambulantes son una competencia desleal que perjudica a los comercios céntricos que pagan sus impuestos para poder trabajar.

Los vendedores informales dicen que la Municipalidad se comprometió a darles un espacio para trabajar y que esperan una respuesta desde hace dos semanas. No obstante, se resisten a ser trasladados a la zona de El Bajo, donde hace meses fueron reubicados por el municipio decenas de puestos ambulantes que anteriormente estaban instalados en las veredas de las principales calles céntricas y en las peatonales de la ciudad Capital.

Comentá la nota