AMBIGUA POSICIóN DEL ORGANISMO, QUE PARECE RESPALDAR A JORGE Y MUSTAPICH El Colegio de Magistrados admite “graves deficiencias estructurales”

Apunten al mensajero: el Colegio que agrupa a los magistrados y funcionarios judiciales salió a defender a los jueces cuestionados. Pide, además, que se haga una investigación para encontrar a los responsables de la “infidencia” acerca de las auditorías que se hicieron sobre Jorge y la Cámara piquense donde está Mustapich.
El Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia difundió ayer un confuso comunicado de prensa, en el que al mismo tiempo denuncia la existencia de “graves deficiencias estructurales” en el Poder Judicial pampeano -y por eso saluda la realización de auditorías en diversos organismos- y repudia que los resultados de esos estudios se hayan divulgado a través de la prensa.

La solicitada, que se publica íntegra en la página 6 de la edición de El Diario de hoy, parece una defensa de al menos dos magistrados que han quedado en el centro de la escena durante las últimas semanas: Carlos Omar Jorge (quedó bajo la lupa al detectarse numerosas irregularidades en el juzgado que estaba a su cargo antes de jubilarse) y Tomás Mustapich (acusado por algunos de sus fallos, en un caso de plagio, pero pese a ello elegido por el gobernador Oscar Mario Jorge como integrante del Superior Tribunal de Justicia).

Los magistrados, a través del Colegio, dicen que coinciden con la decisión del STJ de “ordenar auditorías en los organismos jurisdiccionales”. Aunque las consideró útiles “en la medida que sea ejecutada por personal técnico de jerarquía, idóneo y tenga como objetivo real el mejoramiento de la prestación del servicio de justicia”.

Así, según lo jueces y funcionarios, podrían “ser comprobadas las graves deficiencias estructurales que afectan al Poder Judicial, y que desde hace décadas han sido permanentemente señaladas y comunicadas al STJ por jueces, funcionarios y empleados de todos los fueros”.

En ese punto el Colegio de Magistrados varía el tono de su posición, para plantear que “lamentablemente, aquella loable decisión del STJ resulta empañada en la práctica por el indebido y anónimo adelantamiento a los medios de prensa de informaciones parciales y/o inexactas relacionadas con medidas dispuestas por ese mismo Tribunal”.

Los jueces van más allá, al advertir que “las mencionadas infidencias (sic) son catalogadas como faltas graves por la misma Ley Orgánica del Poder Judicial” en su artículo 8, “extremo que por sí solo amerita la correspondiente investigación”.

“No deja de llamar la atención -dice el Colegio- la descalificación pública con relación a magistrados sujetos a investigación sumarial, cuando en dicha actuación no se ha dictado aún resolución alguna al respecto”.

Comentá la nota