Ambientalistas responden a la Cámara de Turismo: “Sí a los controles al Hilton”

Los Vecinos en Defensa de Bahía Serena respaldaron las observaciones realizadas por la Dirección de Bosques de la Provincia al proyecto de construcción del Hotel Milton. A través de una carta abierta dirigida al gobernador, la entidad criticó duramente la falta de compromiso empresarial en la defensa del medio ambiente.
La obra de construcción del Hotel Hilton en la zona del Cerro Dos Hermano, en el Circuito Chico, fue cuestionada por una resolución de la Dirección de Bosques de la Provincia, que observó que el proyecto se erige por sobre la cota 900.

Según la descripción realizada durante la presentación de la mega obra, la construcción se desarrollará “sin afectar especies nativas, en una zona de roca semivolcánica, y prácticamente sin tener que tirar árboles”. Así lo había señalado Hugo Canessa, CEO de la firma portuguesa IMOCOM, quien agregó que los árboles que deberán talarse “son en su mayoría pinos”. Según Canessa la obra está planeada “a unos 900 metros sobre el nivel del mar”. Pero la Dirección de Bosques transmitió a través de una Resolución sus reparos y exigió la realización de un estudio de impacto ambiental.

Esta postura mereció ayer la crítica de la Cámara de Turismo de Bariloche, cuyos integrantes argumentaron su apoyo a la iniciativa privada en función de la creación de puestos de empleo y el mejoramiento de la oferta turística de la ciudad.

Ahora, Vecinos en Defensa de Bahía Serena recordaron que los empresarios no participaron en los debates para la elaboración del Consejo de Planeamiento Estratégico y la Unidad de Planeamiento Estratégico, y en términos generales cuestionaron la falta de preocupación por las cuestiones ambientales.

Plantearon además que no es el único inconveniente la construcción por sobre la cota 900, sino también la imposibilidad de cubrir la demanda energética generada por el emprendimiento, y la “colapsada” Avenida Bustillo, única vía de acceso al futuro hotel.

Se publica el texto completo de la nota:

Bariloche, noviembre 10, 2008

Carta Abierta al Señor Gobernador de la Provincia de Río Negro.

Los vecinos involucrados en la preservación del ambiente que es, al mismo tiempo, la preservación del recurso turístico y la fuente de ingresos de quienes viven de dicha actividad, hemos leído con extrema preocupación la Carta Abierta de la Cámara de Turismo de Bariloche, ante la resolución de Bosques, firmada por el Sr. Germán Fritz, referente al proyecto de Hotel Hilton.

Algunos de estos vecinos hemos trabajado durante más de un año en dos importantes proyectos de ordenanza, el Consejo de Planeamiento Estratégico y la Unidad de Planeamiento Estratégico, pero lamentablemente no participó ningún miembro de esa ni de ninguna otra de las Cámaras que viven del turismo en la ciudad. Actualmente nos encontramos participando de las reuniones tendientes a la elaboración del Código Ambiental, y las del Plan de Ordenamiento Territorial. Todos estos temas están íntimamente relacionados con la preservación de nuestro entorno y la futura planificación de la ciudad.

¿Esperaba la Cámara de Turismo que el Sr. Germán Fritz dijera:

DESDE EL PUNTO DE VISTA FORESTAL QUIERO MÁS URBANIZACIONES?"

Solemos reclamar al funcionario más restricciones ante la descontrolada deforestación y la pérdida irremediable de la masa boscosa.

Es obligación de Bosques hacer respetar la Resolución Provincial 1239-06 que determina que los bosques sobre la cota 900 son protectores. Sería recomendable que los señores miembros de la Cámara de Turismo leyeran la Carta Ambiental de Bariloche de 1987 y sin falta el Estudio Geocientífico Aplicado al Ordenamiento Territorial de San Carlos de Bariloche, comúnmente conocido como Estudio SEGEMAR - Agosto 2005, disponibles ambos en la Biblioteca del Concejo Municipal, o bien el último en la página www.segemar.gov.ar lo cual podría ayudar a comprender la importancia trascendental de los bosques protectores y el porqué se debe respetar la cota 900.

Así mismo, muchos vecinos hemos participado durante este año del Foro sobre la Problemática Energética de Bariloche, donde tampoco participaron las Cámaras, y estamos al tanto del grave problema del suministro eléctrico de nuestra ciudad. También lo expresó públicamente el vice presidente de la CEB, Sr. Rodolfo Vázquez, quien dijo claramente que la factibilidad de suministro depende de que se construya la segunda línea para Bariloche, ya que no existe posibilidad actualmente de cubrir los requerimientos del proyecto Hilton.

Por lo tanto, no es sólo la violación de la cota 900 lo que estaría impidiendo la concreción de este proyecto.

Tampoco se ha resuelto el grave problema de la infraestructura vial, ya que el oeste cuenta con una única vía de acceso, la Avenida Bustillo, colapsada, escenario de constantes accidentes, insuficiente en su capacidad para el intenso tránsito vehicular.

No hubo manifestaciones de la Cámara de Turismo con respecto a la colocación de caños emisarios subacuáticos en el Lago Nahuel Huapi, que volcarán efluentes cloacales crudos, contaminando la fuente de agua potable y las playas públicas. Ni se expresaron en contra de las construcciones que invaden los retiros de línea de ribera, o los enormes edificios que obstruyen la visual del lago sobre la Avda. Bustillo, o los alambres y paredones que impiden la libre circulación por las costas públicas.

Nos reconforta ver que la Cámara se preocupa por los estómagos de los niños de la comunidad, pero otra versión de dicho argumento ya la habíamos escuchado de un ex sub secretario de Planeamiento en ocasión de defender también un bosque nativo. El mismo expresó que entre un niño con hambre y un árbol él no dudaría en elegir al niño. Se trata en realidad de un argumento tendiente a crear enconos entre distintos estamentos de la sociedad, y a desviar el eje de la cuestión, que es la obligatoriedad de cumplir con las normativas, en este caso estamos hablando del Estudio de Impacto Ambiental, obligatorio por la "Ley Provincial 3266 regulatoria de la Evaluación de Impacto Ambiental", la Ordenanza Municipal 217-CM-89 de Evaluación de Impacto Ambiental, y la Ordenanza Municipal 1640-CM-06 "Guía de Peligros Geológicos (que incluye el Informe SEGEMAR entre sus antecedentes, y agrega la Evaluación del Riesgo Geológico en la Ord. 217).

Parafraseando los dichos de la Cámara, es aterrador ver el desinterés de los señores miembros que solamente ven un lucro presente, y no les importa los impactos que éste u otros emprendimientos faraónicos puedan provocar sobre lo poco que queda de lo que en otros tiempos los turistas venían a admirar en Bariloche. Sin olvidar que hace pocos días debimos digerir que los operadores brasileños digan que la ciudad está sucia, es fea, es cara, y teniendo en cuenta que hay preocupación en algunos ambientes relacionados con el turismo por las previsiones para la próxima temporada.

Sería bueno tratar de mejorar la oferta actual, y dejar que las autoridades cumplan y hagan cumplir las normas. Si cuestionan que se exija el E.I.A. daría que pensar que en su momento tampoco cumplieron con esa u otras exigencias. Afortunadamente hoy están vigentes los derechos de tercera generación, que tienen por objetivo preservar los derechos colectivos y los del ambiente.

Además debe tenerse en cuenta que los denominados “puestos de trabajo” que representarían a 500 familias beneficiadas ponen en crisis a las 25.000 familias que vivimos en la ciudad y que dependemos de este ambiente, cuya actual densidad poblacional tiene a hacerlo desaparecer, resultando entonces que la actividad económica sobre la que estas personas basan sus análisis y comentarios, también desaparecerá.

Es sabido que las inversiones que los economistas llaman “de enclave” (plantas industriales o centros turísticos) dejan poco beneficio a la población local. Los turistas llegan en avión, se los lleva al hotel (construido mayoritariamente con materiales comprados al fabricante externo, y con proyecto y dirección foránea); los directivos del hotel seguramente serán traídos de otro lugar, rotando en la cadena; las excursiones se hacen en vehículos de la empresa o asociada. etc.

Hace pocos meses, pudimos escuchar una interesante ponencia acerca de las consecuencias del turismo de élite y del masivo en lugares que han perdido su atractivo como destinos y como ambientes naturales.

Sería muy saludable que el gobierno provincial solicite un análisis del flujo económico de Hoteles como el Llao Llao, por ejemplo. También del flujo económico del turismo en Bariloche, cuánto pagan los turistas, cuánto queda en el lugar de origen, y cuánto en el lugar. Qué beneficio producen los grupos brasileños transportados por TAM,y llevados de excursión en micros de empresas subsidiarias de la misma?

Podría la Cámara de Turismo dar respuestas serias y fundamentadas a estas inquietudes? ¿Puede la Cámara fundamentar que es más conveniente para el desarrollo y conservación de Bariloche ese tipo de mega emprendimientos, o son más convenientes hoteles más pequeños?

En una palabra, quiere la Cámara de Turismo la destrucción definitiva de los pocos ámbitos naturales que quedan en la ciudad para beneficio de “inversores que, en este mundo tan convulsionado, quieran invertir millones de dólares en una ciudad como la nuestra”. Si quieren invertir en una ciudad como la nuestra, y tomemos en un buen sentido estas palabras, también seguramente estarán dispuestos a respetar la reglamentación y la legislación existente.

También nosotros apelamos a su siempre buena predisposición entendiendo que para los vecinos de Bariloche las manifestaciones del Sr. Germán Fritz no tienen nada de lamentables. Todos deseamos que la Cámara de Turismo trabaje en la promoción, difusión tanto nacional como internacional de Bariloche, respetando y haciendo respetar la ley para que Bariloche sea la ciudad turística por excelencia de la cual vivimos una gran cantidad de rionegrinos”.

Comentá la nota