Ambientalistas insisten con las áreas protegidas y con el cese inmediato de las explotaciones

Los preservacionistas locales analizan por estas horas el acuerdo alcanzado entre el intendente Miguel Lunghi y el gobernador Daniel Scioli para que las canteras cesen sus explotaciones en los próximos dos años.
No obstante, tienen una posición previamente fijada, la que se refiere a la declaración de áreas protegidas a las sierras de Tandil, más allá de las ubicadas dentro de la poligonal, y el cese inmediato de la actividad minera en el distrito.

En diálogo con El Eco de Tandil, Ana Fernández ofició de vocera de la asamblea que los nuclea, y adelantó algunos de los conceptos que difundirán a través de un comunicado en las próximas horas.

"El eje central es que nos parece muy importante que se reúnan funcionarios de distintos niveles, como el Gobernador, el Intendente y el legislador que tiene en este momento la ciudad para tratar el tema de las sierras. Nos parece muy bien, es un paso adelante el hecho de que estén buscando alguna solución que tenga que ver con la preservación", comentó en principio.

-¿Qué opinan en cuanto al acuerdo alcanzado?

-Nosotros creemos en la postura que hemos tenido hasta el momento, y que ha sido acompañada por 12 mil firmas, que ya están en la Legislatura. Nuestra propuesta pide, claramente, áreas protegidas. Vamos a manifestarnos apoyando el tratamiento y explicando porqué proponemos que la categoría que se use sea áreas protegidas.

Más allá de

la poligonal

-En medio del escepticismo por tantos incumplimientos, esa categoría, ¿fija seguridades?

-Sí, garantiza que no existan arbitrariedades ni excepciones. En la categoría

paisaje, se establece que para que se realicen algunas actividades tiene que existir autorización de determinados funcionarios y un estudio de impacto ambiental. Y áreas protegidas dice: Esto se puede y esto no, para todo el mundo. Nosotros somos partidarios de estas últimas porque evita privilegios. Nos remitimos a los hechos: Las canteras tienen estudio de impacto ambiental, y algunos hoteles, que son una verdadera calamidad para el medio ambiente, también. O sea que una ley que dice que va a exigir un estudio de impacto ambiental no nos garantiza que se van a evitar usos inadecuados.

-...

-Con áreas protegidas decimos: Canteras y construcciones sobre las sierras, no. Usos recreativos, deportivos, educativos y científicos, sí.

-¿Eso involucra a todas las canteras, más allá de las ubicadas dentro de la poligonal?

-Sí, consideramos que las canteras que generan problemas para la ciudad son todas. Las de La Vasconia, las del Cerro de la Virgen, todas, hacen explosiones que se sienten en toda la ciudad. El impacto tiene que ver con que la escala de carga explosiva con que trabajan actualmente hace que llegue a toda la ciudad.

El argumento más importante que nosotros tenemos es la defensa del medio ambiente, que incluye el paisaje, pero no solamente. Esperamos que se garantice que se detienen las actividades destructivas para conservar las sierras con todos sus valores.

Hacer cumplir

las leyes

-¿Qué se les dice a los que los critican porque se trasladaría el problema a otro lugar, porque la piedra habrá que traerla?

-Mire, los propios canteristas demostraron, cuando hicieron el boicot a Tandil, que la ciudad no se quedó sin piedra. Los estudios que hicieron en ese momento arquitectos arrojaron que traer la piedra de otro lugar encarecía la construcción un 1 por ciento el metro cuadrado. Aún suponiendo que hubiera que traerla de otro lado, el costo para los tandilenses sería infinitamente menor que perder las sierras.

-Pero volviendo a la cuestión ambiental....

-No pretendemos que se vaya y se destruya otro lugar. Pero hay lugares del país en los que la gente está de acuerdo con la explotación de la piedra y no tiene el impacto negativo que tiene aquí.

-Acerca de los plazos pautados, ¿son aceptables?

-Lo hemos reclamado muchas veces. Existen en la actualidad leyes que permitirían cerrar las canteras ya, como sucedió con El Trincante. Todas las otras están en la misma situación, así que si se pretende cerrarlas, podría hacerse ya. Se debe empezar a hacer cumplir lo que ya existe, lo mismo que con la sobrecarga de los camiones, por ejemplo. Me parece que discutir plazos es muy peligroso, porque nadie está controlando el nivel de explosiones. Y en este contexto, un año es muchísimo tiempo. Sólo estamos pidiendo que hagan cumplir la ley.

AOMA analiza

Por su parte, el titular de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) local, Marcelo Marcovich, se excusó de hacer declaraciones "por no conocer en profundidad" los alcances de lo acordado en La Plata por Lunghi y Scioli. "En los próximos días vamos a tener un panorama y ya lo estamos consultando a nivel nacional. Por ahora, es muy prematuro hablar", dijo tajante.

Comentá la nota