Ambientalistas se expresaron contra las empresas mineras con un escrache

Vecinos autoconvocados de todo el país terminan hoy una semana de protesta frente al Congreso de la Nación. Reclaman modificar las leyes pro mineras

Asambleas y grupos ambientalistas que actúan en distintas provincias se manifestaron ruidosamente ayer frente al Hotel Emperador, de la ciudad de Buenos Aires, donde se realizó el Foro Minero "Argentina oro 2008".

La marcha, fue parte de una semana de ayuno que realizaron las organizaciones en la carpa instalada desde el lunes frente al Congreso Nacional para pedir la modificación del Código de Minería que culmina hoy.

La movida, que incluyó un escrache con banderas, máscaras y una radio abierta en el momento de inicio del evento que el miércoles y jueves reunió a las empresas mineras instaladas en el país, entorpeció las acreditaciones y dejó grandes pintadas en la fachada del edificio.

Los asambleísta concentraron sus reclamos en diferentes manifestaciones que cuestionaron el alto consumo de agua y energía, la contaminación producida y las escasas regalías que pagan las empresas mineras.

Aunque no hubo ayunantes riojanos, las asambleas locales estuvieron representada por el músico y poeta Ramón Navarro que el martes compartió la conferencia de prensa del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que apoyó las iniciativas en defensa del medio ambiente.

El mismo día los ayunantes recibieron en la plaza la visita del Defensor del Pueblo de la Nación Eduardo Mondino y recolectaron firmas contra las leyes mineras durante la realización de un festival artístico gratuito abierto a la comunidad.

Pedido por el agua

Luis Gigli -ayunante que representó de las asambleas de Córdoba- le dijo a NUEVA RIOJA que hoy las actividades finalizarán con la realización de una asamblea donde se decidirán los pasos a seguir.

"Estamos en contra del accionar de la minería a gran escala, que como tal insume gran cantidad de agua en zonas del país donde es escasa, afecta el ecosistema y perjudica la actividad agropecuaria existente en las comunidades locales", describió Gigli.

El ayunante indicó que no están reclamando otra cosa que "la preservación de un medio ambiente sano y garantizándolo para las futuras generaciones, tal como lo establece la Constitución Nacional".

Por otra parte, el cordobés Luis Gigli manifestó que "hay un abuso de la extracción de los recursos naturales" entre los cuales citó el agua "como elemento primordial para la preservación de la vida".

El manifestante agregó que "aun cuando las regalías se incrementen en un 300 por ciento, pero la contaminación y el perjuicio sobre los ecosistemas de la montaña siguen siendo igual, continuarán las demandas contra las empresas que practican la megaminería".

Los riojanos expusieron durante las jornadas en la carpa la utilización excesiva de agua por parte de la empresa ECOMIRA, que trabaja en las perforaciones en busca de uranio en el yacimiento El Gallo que dirige la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Además denunciaron que el fin de semana, vehículos de la empresa impidieron la salida del campamento de los asambleistas Luis Bustillo, Graciela Dáscola y Cecilia Matta, a quienes intimaron a levantar el corte informativo que las asambleas realizaban en el acceso al mismo. Además las asambleas locales impidieron la semana pasada el tránsito de camiones que se conducían con destino a la mina Bajo Alumbrera, emplazada en el Oeste de Catamarca.

La posibilidad de la instalación de la Barrick en el Famatina hizo resurgir los movimientos de resistencia a la minería en la región. Las localidades de Santa María Belén y Tinogasta hacen punta en este proceso, como así también las legendarias asambleas de vecinos autoconvocados de Chilecito y Famatina.

Comentá la nota