Ambientalistas creen que canteras aceleran la explotación antes de la nueva legislación.

La asamblea cree que la explotación debe frenarse en lo inmediato, con revisión de los estudios de impacto, y que los trabajadores deben ser reubicados en otros sectores de la economía tandilense.
Integrantes de la Asamblea Ciudadana para la Preservación de las Sierras reiteraron ayer que las canteras acelerarán el ritmo de explotación en las sierras, antes de que el Senado de la Provincia de Buenos Aires sancione una nueva legislación que enmarque el posible traslado fuera de la poligonal o expropiación.

"Primero pedimos que revisen para ver cuál está en regla, porque si no estamos salvando mediante la expropiación a futuro, porque ahora las dejamos trabajar 1 o 10 años, entonces explotan y explotan cuando ahora van a acelerarlo como ya está ocurriendo" señaló ayer Ana Fernández, durante una entrevista concedida a Multimedios El Eco.

Por ello, reiteró la ambientalista que "encima de eso después cuando lo que quedan son esos agujeros, irremediables y para siempre, de pronto lo vamos a premiar comprándoselas".

Sobre los proyectos legislativos en cuestión, el que presentaría Néstor Auza y el que ingresará a la Legislatura bonaerense Carlos Fernández una vez que asuma en diciembre, dijo que "hasta lo que sabemos aún no se presentó nada".

Por eso, reiteró que hasta el momento estamos hablando de "proyectos fantasmas". Y agregó que "con respecto al de Auza no conocemos claramente cuál es la posición, por ambigüedades en la comunicación, pero que pretenden consensuar con canteras, resarcirlas –no saber cuál está en regla- y está claro que lo que nosotros buscamos es no dar más tiempo, para detener el daño".

Lo cierto es que insistió: "sabemos que en esos casos hacen encuestas y que la ciudadanía les está pidiendo claramente a todos, porque es un tema sin partidos que Tandil le pide a todos sus representantes".

Pese a no ser convocados, reiteraron que "por supuesto que nos gustaría que nos llamaran porque hace mucho que trabajamos en eso y no creemos que se avance con vanidad de un grupo sobre otro".

Prefirió que se cotejen "los argumentos y en eso queremos ser claros para que el debate vaya más allá de los que tienen un interés directo y particular, porque los gobernantes deben resolver de acuerdo a todos los intereses y no los particulares".

Sobre el estado de movilización de la sociedad, que apoya en encuestas pero no concurre a las marchas en el mismo tenor, sostuvo que "tiene que ver un poco con nuestra manera de ser, tenemos otra forma de participar como puede ser la cinta verde, que si caminamos la vemos en todos lados. Es una forma de decir apoyo de manera silenciosa desde mi lugar, porque no todo el mundo se siente con ganas de ir a una marcha".

Por eso, entendió que en ese plano hay "un apoyo enorme que si no lo sintiéramos después de tantos años de trabajar, sin respuesta de los que deciden, no lo haríamos más porque ninguno de nosotros es funcionario. Somos personas que trabajamos y nos entristecemos cuando vemos lo que hacen esos funcionarios de Tandil, pero cuando vemos a la gente nos da fuerza seguir porque nos transmiten que vale la pena".

Sobre la desaparición de las fuentes de trabajo, señaló que cree que "se pueden garantizar las fuentes de trabajo, desde el Estado, antes de hablar de expropiaciones e indemnizaciones. Hay que garantizarles a todos exactamente el mismo trabajo hasta el momento de la jubilación. Sobre eso hemos trabajado mucho en ese punto junto a instituciones de la ciudad, pero ha sido desaprovechado porque ese gran apoyo desde el lado público no ha sido tenido en cuenta".

Por último, anunció que insistirán con una consulta popular "puerta a puerta, ahora no hemos avanzado con reuniones por la gripe A en julio como estaba previsto, pero se harán en agosto y quienes quieran participar en eso se podrán sumar".

El debate por las sierras recobró fuerza esta semana cuando El Eco de Tandil publicó que entre mayo y junio de 2009 las canteras que operan dentro y fuera de la poligonal urbana aportaron al fisco del Municipio unos 200 mil pesos, según se desprende de las liquidaciones impositivas.

También esta semana, el secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina en Tandil (AOMA), Marcelo Marcovich, reiteró que la futura legislación para las canteras deberá priorizar la preservación de las fuentes de trabajo en ese sector, al tiempo que destacó que se trata de uno de los pocos rubros en el que no han suspendido ni despedido trabajadores en medio de la recesión.

Comentá la nota