Amaya pretende recaudar más de $ 200 millones por año

En la sesión de hoy, los concejales aprobarán las modificaciones de algunas tasas. El objetivo que persigue la Municipalidad es mejorar los ingresos a partir de los cambios tributarios que se sancionarán.
Hoy, cuando los concejales de la capital aprueben el nuevo Código Tributario, la intendencia abrirá una etapa en la que pretende aumentar la recaudación a valores superiores a los $ 200 millones anuales. Esta cifra implica un 36% del total del presupuesto municipal 2010, proyectado en $ 558 millones.

Actualmente, el 70% del dinero que ingresa a las arcas corresponde al Tributo de Emergencia Municipal (TEM). Por esa razón, la iniciativa que los ediles aprobarán hoy establece que esa tasa ya no tendrá el carácter temporario, sino que se convertirá en una aplicación fija. El intendente, Domingo Amaya, defendió la propuesta oficial y recordó que la Constitución provincial lo habilita a cobrar esa tasa. "Es un recurso muy importante para el municipio y las inversiones se ven día a día. Creo que uno de los pilares fundamentales es la recaudación", afirmó.

El TEM es un tributo que reemplazó al anterior Tacis (Tasas sobre Actividades Comerciales, Industriales y de Servicios), que llegó a ser cuestionado judicialmente. Con la nueva legislación, cambió el escenario y, ahora, los ingresos se asientan sobre la base de este tributo. "Este año, en promedio ingresaron $ 145 millones sólo en concepto del TEM", precisó Amaya. Alrededor de 12.000 contribuyentes están inscriptos en el TEM y se estima que aumentará el número de incorporaciones.

El proyecto comenzará a regir desde enero de 2010. "La idea es que todos podamos contribuir en la medida en que corresponda y que esas contribuciones vuelvan a la ciudad", agregó.

El intendente descartó de plano que se trate de una medida antipopular. Dijo que la iniciativa surgió de un trabajo consensuado con la Federación Económica de Tucumán (FET) y el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas (contadores). "Creo que nunca antes, se trabajó de la forma en que lo hicimos ahora. Antes se fijaba una alícuota sin preguntarle al contribuyente. Hoy se ha consultado y se ha trabajado coordinadamente con el sector económico de la provincia", señaló.

Amaya resaltó que los ingresos por recaudación se trasladan en inversiones en beneficio de la ciudad. A modo de ejemplo, mencionó que son pocas las ciudades que tienen una central inteligente de semáforos, con cámaras de video.

Además, el intendente anunció que se instalarán carteles electrónicos en las arterias principales de la capital para advertir a los automovilistas sobre las vías rápidas para agilizar el tránsito vehicular.

Amaya indicó que las modificaciones que debatirán los concejales adecuará los valores de algunas tasas en las que la base de cálculo estaba equivocada.

Comentá la nota