Amaya pide que haya nuevas elecciones

Ayer, el intendente de esta capital, Domingo Amaya, prefirió mantenerse distante del conflicto que afecta al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM). "Es un tema que deben resolverlo los señores del gremio", reiteró tres veces, mientras supervisaba obras en el barrio San Cayetano.
Amaya evitó polemizar o aludir al dirigente Osvaldo Acosta. Este lo había responsabilizado por la situación que ha impedido que asumiera la conducción del SOEM, pese a haberse impuesto en los comicios celebrados en 2005.

Aunque sin referirse expresamente a la decisión del Ministerio de Trabajo de la Nación de intervenir el SOEM, el jefe municipal abogó por la normalización del sindicato. "Las autoridades que deben regular y reglar este procedimiento deben concretar todas las acciones para que esto se normalice y para que los trabajadores manejen el gremio luego de celebrar elecciones democráticas", esgrimió.

Amaya insistió en la misma idea: "lo más importante es que se normalice la situación y que puedan llamar a elecciones, para que los trabajadores tengan derecho a presentarse con sus distintas listas ".

Comentá la nota