Amaya negó presiones para el cambio de manos en la línea 10

“Las políticas las marco yo y las decido yo”, dijo Amaya. Fue en su reaparición en la escena pública luego de la cesantía del director de Transporte de la capital, cuando éste cuestionó la decisión del intendente. “Los directores son operativos y sólo tienen que trabajar”, aseveró, tras el polémico traspaso de la línea 10-110 de la firma Cerro Pozo a Inverbus.
Amaya adelantó que las obras en el canal San Cayetano comenzarán en abril.

“Si es buena o mala la decisión de cambiar la concesión de la línea 10, ustedes pueden verla si se suben a un ómnibus de los que hoy están prestando el servicio. Lo único que buscamos es mejor servicio para el vecino y hoy lo tienen. Todos los funcionarios deben bregar por lo mismo”, respondió el Intendente, ante la pregunta de los periodistas, sobre las diferencias de criterios con el ex director de Transporte.

El traspaso de la concesión de las líneas 10 y 110 de la empresa Cerro Pozo a Inverbus (de Santa Fe), no sólo generó gran controversia en el empresariado local, sino que se llevó consigo a un funcionario. Domingo Amaya aseguró no haber recibido ningún tipo de presión para otorgarle a los santafecinos la concesión provisoria de la línea.

Por otra parte, el jefe municipal, adelantó que las gestiones realizadas ante Recursos Hídricos de la Nación, resultaron favorables. La municipalidad capitalina podrá licitar los trabajos en el canal San Cayetano, los que comenzarían en abril de 2009. La inversión rondará los 8 millones de pesos.

Comentá la nota