Amaya criticó el valor de los lotes de Las Talitas

Amaya criticó el valor de los lotes de Las Talitas

"Construir 500 casas no vale $ 50 millones de pesos”, señaló el funcionario.

Autoridades de la Provincia y de la Nación compartieron ayer el acto de inicio de obra de un barrio de 50 casas sociales en Aguilares. Si bien sobre el escenario hubo sonrisas y saludos protocolares, el secretario de Vivienda y Hábitat del Gobierno nacional, Domingo Amaya, expresó ante la prensa su desacuerdo con el sistema de adjudicación que se aplica en este distrito.

El Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu o IPV), a cargo de Gustavo Durán, debe concurrir, por la actual falta de terrenos estatales, a entidades intermedias -como gremios y colegios de profesionales- para que estas aporten los lotes. A cambio, esos organismos son quienes elevan las nóminas de posibles beneficiarios (que igualmente deben cumplir con los requisitos socioeconómicos), mientras que el IPV obtiene un cupo para sorteos y para los casos previstos por la ley.

Así, para acceder a una de las 250 viviendas sociales que edificará el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), los interesados tenían que concurrir hasta esta semana a la sede de la empresa Falivene Constructora SRL, ubicada en calle La Rioja al 100, con $ 100.000 en efectivo, o $ 40.000 para iniciar un plan de financiamiento.

Pero Amaya afirmó que les dio órdenes a los funcionarios provinciales de que no comercialicen más propiedades con ese régimen. “Las normativas cambiaron; no puede una persona que necesita una vivienda social ir a pagar a una empresa privada $ 100.000 un lote. Tampoco lo vale, porque esos terrenos donde se van a construir 500 casas no vale $ 50 millones de pesos”, señaló el funcionario, en una entrevista con Radio Nacional. Aludía a las 250 propiedades gestionadas por Smata y a las 250 a cargo la Asociación del Personal de Tribunales de Cuentas de la República Argentina (Apectra), que ejecutará Armengol.

Escenario compartido

El acto de ayer contó con la participación de Amaya, de Durán y de otras autoridades, como el vicegobernador Osvaldo Jaldo (estaba a cargo de la Gobernación, por ausencia del mandatario Juan Luis Manzur), el ministro del Interior, Miguel Acevedo, y la intendenta de Aguilares, Elia Fernández de Mansilla (esposa del ex senador del FpV,Sergio Mansilla). El proyecto, que además de las casas abarca el montado de la infraestructura de servicios asociada al barrio, requerirá una inversión de la Nación de $ 26,7 millones. Para la concreción del emprendimiento, el IPV rubricó un convenio con el sindicato de comercio, dijo Amaya, que tiene sede en Concepción, y que fue el organismo que aportó las tierras.

“El presidente Mauricio Macri y el ministro (del Interior) Rogelio Frigerio nos piden que usemos los recursos del Estado sin que importen los colores políticos, para garantizar el bienestar de la gente que más lo necesita”, aseguró Amaya durante el acto de lanzamiento. Antes, en una entrevista radial, había manifestado sus críticas por el sistema de adquisición de los terrenos para las 250 viviendas sociales de Smata en Las Talitas. “Si alguien pagó (los $ 100.000 en efectivo) se los tienen que devolver. Ya les aclaré a las autoridades provinciales que no se puede ir a abonar en una empresa, y menos esa suma. También le dije al ministro de Economía (EduardoGarvich que las cosas han cambiado, ya no son como antes, las programas sociales son para viviendas sociales”, manifestó el funcionario nacional.

Coment� la nota