Amaya advirtió que los nombres pasan y que los proyectos quedan

El intendente tomó juramento al reemplazante de Berarducci en la Secretaría de Gobierno. El jefe capitalino justificó el alejamiento del ex funcionario, vinculado al diputado nacional Germán Alfaro. Breve acto protocolar
Fueron menos de cinco minutos de estricto cumplimiento del protocolo. Sin bombos ni redoblantes, sin bombas de estruendo y sin los cánticos que le imprimen el tono político a este tipo de actos. Sólo los aplausos de rigor. De este modo se desarrolló en el primer piso del municipio (9 de Julio al 500) la asunción de Marcos Díaz, al frente de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de la capital. El funcionario se hizo cargo ayer de la estratégica cartera, en reemplazo de Walter Berarducci.

La crisis política desatada la semana pasada por las críticas del diputado nacional Germán Alfaro a la gestión del gobernador, José Alperovich, se cobró el puesto de Berarducci, un hombre del riñón del parlamentario nacional. El mandatario le había reclamado una definición al intendente capitalino, Domingo Amaya -un histórico aliado de Alfaro-, y este no dudó: desplazó a Berarducci y a Alfredo Toscano (ex titular de la Subsecretaría de Servicios Públicos), dos hombres que arribaron a la intendencia de la mano del diputado. Incluso, se rumorea que el desguace no se agotaría aquí.

Las muestras de alegría provinieron de los familiares de Díaz, que colmaron el salón en un 50%. La otra mitad se completó con unos pocos funcionarios, con los concejales oficialistas Hugo Cabral, José Miranda, Juan Carlos Mamaní, Eloy del Pino, Christian Rodríguez, Oscar Cano, José Franco, Javier Morof, Teresa Felipe de Heredia, Raúl Pellegrini, y con el edil opositor Claudio Viña (FR).

Entre estos, llamó la atención la ausencia de Esteban Dumit (vinculado al diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse), de Noemí Correa (esposa de Rolando Alfaro, titular del Ente de Infraestructura Comunitaria) y de Luis Marcuzzi (primo hermano del funcionario). El "faltazo" dejó en evidencias las fisuras en la estructura del bloque oficialista en el Concejo Deliberante de la capital: los que no fueron se declararon, oportunamente, excluidos de la conducción del cuerpo. El viernes, durante un asado, Alperovich les había pedido que mantuvieran la unidad.

"Los nombres pasan"

"No tenemos previstas modificaciones, pero si vemos... Los nombres pasan, los proyectos quedan. Hay que seguir trabajando con este proyecto político que, en la provincia, conduce el gobernador", dijo Amaya, tras tomar juramento a Díaz. LA GACETA insistió sobre este punto, en atención a los rumores que hablan de que se producirían entre una decena y una centena de nuevos alejamientos. "Cuando se dan estas situaciones, siempre se habla. Yo quiero traer tranquilidad; todos deben dedicarse a trabajar. Los responsables de que cada uno cumpla su tarea son los directores y subdirectores; aquellos que cometan alguna imprudencia... Pero nadie va a perseguir a nadie", respondió.

¿Cuál es el balance que hace del la gestión de Berarducci?, se le consultó al intendente. "Bueno, muy bueno", contestó. En ese sentido, LA GACETA preguntó por las causas del alejamiento del alfarista. "En democracia, a veces se tiene que consensuar. Los proyectos no son los nombres; son las ideas, el trabajo, la dedicación", aseveró.

Díaz, en tanto, evitó merituar la tarea de Berarducci. "Eso tienen que consultarle a él. Cada uno tiene la evaluación de lo que hizo. Fue mi superior jerárquico, y tengo la mejor opinión y referencia de él; las consideraciones políticas corren por cuenta de los demás", dijo el ahora secretario de Gobierno.

El flamante funcionario es consciente de que ocupa, desde ayer, un cargo político y por eso se encolumnó detrás de la presidenta, Cristina Fernández, y de Alperovich. Respecto de sus expectativas, señaló: "uno siempre cree estar preparado para asumir la responsabilidad. Estoy acostumbrado a a interrelacionarme con diferentes áreas. Trabajaré en contacto permanente con directores y con subdirectores, para brindar los servicios que la ciudad necesita".

Comentá la nota