Fin de año amargo para las concesionarias

A pesar de que en diciembre los patentamientos cayeron a su nivel más bajo en dos años, 2008 cerró con un récord histórico de 64.090 unidades vendidas.
Apenas 1.434 unidades cero kilómetro se vendieron durante diciembre en Córdoba. La cifra es la más baja de los últimos 24 meses, sólo comparable con diciembre de 2006, cuando se habían vendido apenas 1.098 unidades. El año, sin embargo, cerró con un récord histórico de 64.090 unidades, un incremento de casi 15 por ciento respecto a 2007. Se completó así un ciclo de seis años de subas consecutivas en los patentamientos, que arrancó en 2002, con apenas 11.727 transacciones y finalizó con un mercado que se multiplicó casi cinco veces. En 2009, sin embargo, será muy difícil, si no imposible, continuar con esta extraordinaria “performance”.

La baja de fin de año fue muy pronunciada, pero de ninguna manera sorpresiva; tal como preveían las concesionarias, la combinación de la crisis económica, la caída estacional de este mes, y la parálisis adicional que implicó el lanzamiento del plan oficial de estímulo a la venta de automóviles, se conjugaron para que la venta de vehículos nuevos en la provincia durante el mes anterior cayera 60 por ciento en relación a noviembre y casi 25 por ciento con respecto a diciembre de 2007. A nivel nacional, también se desmoronaron las ventas, que descendieron de 35.645 unidades (noviembre) a sólo 19.213, es decir, una baja del 46 por ciento. Finalmente el año cerró con un récord de 614 mil vehículos nuevos colocados en el mercado, pero una proyección para 2009 que estima una baja de alrededor del 30 por ciento en las ventas, según la asociación de concesionarias, Acara. Este es el antecedente más inmediato con el que arranca hoy el plan oficial del gobierno para estimular la venta de unidades económicas, un plan que no ha despertado demasiadas expectativas, debido a sus limitaciones instrumentales.

El peor diciembre

Aunque diciembre es tradicionalmente un mes de baja actividad, por el cambio en los modelos de los vehículos, se puede estimar con bastante precisión qué impacto tiene esta variable sobre las ventas totales: en los últimos cinco años se vendieron en último mes alrededor del cuatro por ciento de las nuevas unidades. Si éste hubiera sido el caso, en Córdoba se habrían vendido unas 2.564 unidades, es decir 1.100 vehículos más que los efectivamente colocados en el mercado. De esta manera, se puede estimar que la contracción del mercado ya le rebanó en diciembre aproximadamente el 45 por ciento de las ventas a las concesionarias. Un panorama ciertamente desalentador hacia el futuro.

Al respecto, hoy arranca el plan de financiamiento para la compra de autos cero kilómetro lanzado por el gobierno, que contempla el financiamiento bajo un crédito prendario o un plan de ahorro previo, como opciones. Si bien desde la entidad que agrupa a las concesionarias de Córdoba se alienta alguna expectativa, los empresarios del sector y los eventuales consumidores tienen serias dudas sobre el alcance y la efectividad del plan. El principal inconveniente es que la cuota para comprar un cero kilómetro rondaría los 800 pesos, a lo que hay que sumar luego el seguro, los impuestos y otros gastos, con lo que una familia de ingresos medios-bajos difícilmente pueda calificar para los créditos prendarios. A esto se suma el resistido requisito de que el futuro titular no haya poseído antes un cero kilómetro. “De lo que se trata es de vender autos para mantener el mercado; no creemos que haya muchas personas que puedan ir al banco con la escritura de su casa y sin haber tenido jamás un cero kilómetro. Es un plan para una franja muy pequeña”, estimó el gerente de una de las concesionarias más importantes de Córdoba, quien prefirió mantener la reserva.

Al respecto, el titular del Banco Credicoop, Carlos Heller, estimó ayer que la tasa final para quienes obtengan el crédito de 31.000 pesos en 48 cuotas rondará el 16,5 por ciento anual, una cifra bastante alta si se tiene en cuenta que la inflación estimada para 2009 apenas superaría el 10 por ciento. El otro plan contempla un pago de 60 cuotas anticipadas, ajustables al valor del auto, con entrega dentro del primer año y el pago completo de las 12 primeras cuotas al retirar la unidad.

Comentá la nota