Amargo brindis de fin de año Municipal

Cuando los empleados de la administración pública provincial conocen el cronograma de pagos, los obreros municipales continúan con la incertidumbre, por el silencio de los funcionarios, que a pesar de las insistencias, jamás respondieron a lo requerimientos sobre la fecha de pago.
Contrario a los anuncios de meses antes cuando el boletín municipal anticipaba el pago de haberes, más que en tiempo y forma, con el inminente fin de año y los conocidos anuncios sobre el sueldo anual complementario, el Departamento Ejecutivo nada ha dicho al respecto.

Ni el Intendente Carlos Vignolo, ni el área de economía de la Municipalidad. Todos los que deben dar una respuesta se han llamado a silencio.

Por eso la preocupación de los trabajadores, cuyo reclamo lleva semanas, que sospechan que pasarán otro amargo fin de año. Lamentablemente algo habitual desde que asumió esta gestión. Y si tenemos en cuenta que por resolución del Departamento Ejecutivo Municipal, la feria administrativa en dicha área comprenderá los días 24, 26, 28 y 31 de diciembre, como así también los días 2, 3 y 4 de enero; pocos días quedan para que el Intendente abone el aguinaldo a los obreros.

Pocos días, casi nada. Porque el deseo de los trabajadores era, como cualquier empleado del estado, percibir su gratificación antes de las fiestas y poder despedir en familia un arduo año de trabajo. Pero nuevamente son rehenes de los políticos que, en tiempos de elecciones, son los que más cumplen con la gente. Después vuelven a su esencia, el olvido y la indiferencia por quienes los votaron y sobre todo por los trabajadores a quienes deben los logros que cosechan.

Un deseo: que todo esto no tenga razón de ser y que los Municipales reciban la buena nueva.

Comentá la nota