Amalvy señaló que "es difícil" que exista fraude.

LOMAS | ELECCIONES: El edil de Lomas de Zamora por el bloque Progreso Social y candidato a revalidar su banca por Unión Celeste y Blanco aseguró que "esta vez va a haber más listas y más control" en relación a los comicios de 2007. Además, vaticinó que su espacio hará "una excelente elección" ya que indicó que "hay una buena respuesta en los barrios". "La gente está harta del oficialismo", apuntó.
El concejal de Lomas de Zamora por el bloque Progreso Social y candidato a revalidar su banca por Unión Celeste y Blanco, Eduardo Amalvy, aseguró ayer que la posibilidad de que el oficialismo intente utilizar maniobras fraudulentas durante los comicios del próximo 28 "siempre está" aunque le bajó el tono a las acusaciones al remarcar que "esta vez va a haber más listas y más control" en relación a las elecciones del 2007.

"La posibilidad siempre está, ocurrió en la última elección y siempre puede ocurrir. Esta vez va a haber más cantidad de listas y fiscales como control y así se le hace difícil a quien quiera enturbiar los comicios. Nosotros vamos a tener fiscales en las 144 escuelas del distrito y todos tienen que hacer lo mismo", recalcó el edil en diálogo con Info Región.

Por otro lado, Amalvy, que encabeza una de las colectoras del frente Unión PRO en el distrito (las otras las lideran Hernán Tapari y Gabriel Mércuri), aseveró que su espacio "va a hacer una excelente elección por la respuesta favorable en los barrios". "Armamos una lista con verdaderos militantes sociales y barriales. Ellos tienen un trabajo muy importante y eso nos da un plus sobre cualquier lista", destacó.

En ese sentido, remarcó que "hay un hartazgo generalizado hacia el oficialismo de Lomas" y subrayó que "la gente pide cuestiones elementales como veredas para salir a trabajar cuando llueve, que se eliminen basurales o cosas muy simples y sencillas que se resuelven con muy poco".

"La gente nos recibe con cordialidad, amabilidad y nos pide boletas para repartir entre sus familias y amigos. Obviamente acompaña el hecho de que estamos con Francisco De Narváez pero el trabajo de base fuerte ayuda y mucho", insistió.

De todos modos, aclaró que "no maneja" sondeos o encuestas de cara a las elecciones y enfatizó que "la verdad se va a ver el domingo 28".

"No manejamos encuestas, no hay ni un afiche con mi cara ni ninguna faja. Habíamos dicho que era una campaña austera y con verdadera base militante, boca a boca, mano a mano, y con compañeros de fierro", apuntó Amalvy.

Por último, negó que después de los comicios Unión PRO y el oficialismo intentarán llegar a un acuerdo tal como lo indican desde el Acuerdo Cívico y Social que comanda Elisa Carrió aunque admitió que trabajarán "para reconstruir al Partido Justicialista".

"Lo del Acuerdo es una estrategia de campaña. Hemos demostrado en este año y medio en el Concejo que en absoluto somos oficialistas. No negamos que vamos a trabajar por recomponer el PJ pero no entiendo esto como un correlato de acuerdos, no es viable esta cuestión", concluyó.

Comentá la nota