Amagó, amagó, y al final saltó

Después de tantos, amagues, cruces y diferencias, el ex edil oficialista, Ricardo 'Oli' Argüello, anunció su desvinculación del oficialismo, sector que lo había impulsado en el segundo lugar de su lista de concejales en la triunfante colectora K del año 2007.
Si bien era 'vox pópuli' las diferencias que había entre él y la gestión, y viceversa (muchos en el gobierno local hablan de que el edil pretendía incorporar a su mujer en la lista de concejales para el 28 de junio) , Argüello se encargó de acomodar los melones de una vez por todas y enviar un escueto y contundente comunicado.

El escrito, con un claro tinte polìtico crítico, arrancó: "Como concejal electo por la voluntad del pueblo de Quilmes surgido desde la esperanza de muchos peronistas que haya (sic) por el año 2007 decidimos dar pelea y presentar una propuesta diferente que contemple a todos los sectores políticos de nuestra ciudad, pero que priorice las políticas por los más humildes".

Argüello agregó que en "estos 16 meses nunca hemos tenido la posibilidad de discutir políticas públicas, estrategias, o como corregir los errores, contemplando y priorizando tanta expectativa puesta en nosotros por los compañeros y vecinos, y al tener profundas diferencias con muchas de las políticas que se vienen llevando adelante en los distintos barrios entendiendo que no existe el respeto necesario al que opina distinto, ni el ámbito adecuado para plantear estos asuntos, he tomado la decisión política de dejar de pertenecer al espacio político conducido por el actual intendente Francisco Gutiérrez, queriendo que esta decisión sirva para que quien conduce los destinos de nuestra ciudad recapacite y corrija el rumbo, y respete la voluntad de los quilmeños...".

Comentá la nota