Amado buscará consensos pero critica con dureza a la oposición

Dictarán leyes vinculadas con la educación, la seguridad y las obras.
Regino Amado se propone conducir la Legislatura con las mismas líneas de acción trazadas por el vicegobernador, Juan Manzur (en uso de licencia por ser ministro de Salud de la Nación). El presidente subrogante de la Cámara lo reconoce como fuente de inspiración en la búsqueda de amplios consensos, pero siempre detrás del gobernador, José Alperovich, cuya autoridad reivindica.

Pese a que habla de acordar leyes con todos los sectores sociales e institucionales involucrados en cada tema, es particularmente duro con la oposición, a la que acusa de incoherente entre los discursos que enuncia y los hechos que concreta cuando llega al Gobierno.

"Los opositores cumplen la función de estar con sectores que realizan reclamos a la gestión, como los jubilados, los médicos autoconvocados o el campo. Pero cuando administraron el Estado, les descontaron los haberes a los pasivos y a los estatales. Recuerdo que en la Sociedad Rural silbaron al presidente Raúl Alfonsín, y no duraron ni dos años con la Alianza que encabezó Fernando De la Rúa. Ahora se pelean por los cargos en el Congreso. Nunca tienen éxito porque hacen lo contrario de lo que dicen. Sólo ocupan los espacios de descontento para tener protagonismo, y terminan desilusionando a todos. La historia los condena", aseveró.

El legislador de Monteros proyectó la manera de actuar de Alperovich a la puja electoral de 2011: "seguirá trabajando con fuerza todos los días, porque no está en campaña sino que esa es su metodología de trabajo con recorridos e inauguraciones de obras; a los otros no le quedará otra que generar soluciones concretas y dejar de lado las palabras".

"Se nos exige más porque estamos haciendo realidad los pedidos de la gente, mientras que la oposición se agarra de cualquier protesta. Cuando hacés pavimento en un lugar, te piden lo mismo desde el barrio vecino, porque saben que vamos a cumplir en el corto o mediano plazo", agregó.

El desafío del CAM

El titular de la Legislatura aclaró que es imposible obtener unanimidad de criterios entre todos los interesados en un tema, pero mencionó al Consejo Asesor de la Magistratura (él integra el CAM) como un logro de la estrategia de Manzur de lograr acuerdos. "Esta institución solucionará un problema grave del Poder Judicial. Las vacantes generan incertidumbre y problemas para los abogados y para la Justicia. Queremos cumplir con los plazos a los que nos comprometimos, con transparencia para que nadie pueda cuestionar nada ni recusar a nadie. El que se vaya a inscribir a un concurso, sabrá claramente cómo son las reglas y no podrá protestar", señaló.

Amado admitió que se especuló mucho sobre el CAM. "La sociedad se va a dar cuenta de que no hay manera de designar a dedo a nadie como se pudo haber hecho antes, aunque a mí no me consta", dijo.

Reconoció que la Cámara adeuda tratar proyectos de autoría de los legisladores. "Será más fácil ahora que ya está aprobado el Digesto Jurídico (será presentado en marzo), porque aumentamos la seguridad jurídica y tenemos la posibilidad de analizar un número menor de leyes y ver lo que está legislado y lo que falta", deslizó. Entre las iniciativas enumeró la nueva Ley de Educación; la problemática de la seguridad y la ejecución de obras públicas. Sin embargo, negó que la Legislatura pueda ser considerada un apéndice del PE: "nacimos y estamos caminando a la par del proyecto que conduce Alperovich desde que fue ministro de Economía en una época muy dura, cuando ningún justicialista quería agarrar ese cargo".

Comentá la nota