Alza del 18% para el servicio doméstico

El Ministerio de Trabajo lo estableció por medio de una resolución. La hora de trabajo pasó de 8,7 a 10,3 pesos. Es uno de los sectores con menor nivel salarial y con mayor nivel de informalidad del país.
Los sueldos de las empleadas domésticas aumentaron 18% y el alza será retroactiva al 1 de noviembre. El Gobierno, vía resolución del Ministerio de Trabajo 1002/09 publicada ayer en el Boletín Oficial, dispuso que el personal doméstico pasará de cobrar $ 8,7 a $ 10,3 por hora. Por jornadas de ocho horas diarias pasarán de $ 1.142 a $ 1.347,5. Sin embargo, el sueldo promedio del sector continúa estando por debajo del salario mínimo vital y móvil, y sólo la mitad de las mucamas está registrada ante la AFIP.

El Ministerio de Trabajo aseguró que el incremento servirá para recuperar el poder adquisitivo e irá en línea con otros acuerdos que se aprobaron en gremios afiliados a la CGT. El último aumento de las empleadas domésticas había sido en diciembre del año pasado y el piso salarial había crecido un 26 por ciento.

El personal doméstico no podrá cobrar ahora menos de $ 10,3 por hora, mientras que antes recibía $8,7. El ingreso mínimo de las empleadas que trabajen ocho horas se elevará de $1.142 a $1.347,5. El salario de las trabajadoras con cama adentro aumentará de $ 1.273 a $ 1.502. Las personas que realicen una labor máxima de cuatro horas diarias cobrarán $ 673,8, cuando hasta ahora recibían $ 571. Los sueldos de los mayordomos e institutrices también experimentarán un aumento porque se elevarán de

$ 1.565 a 1.846 pesos mensuales.

El Gobierno hace hincapié en que el aumento se basa en "los recientes incrementos dispuestos por el Consejo Nacional del Empleo, La Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil". Este salario alcanzó los $ 1.400 desde el 1 de agosto, desde octubre aumentó a $ 1.440 y en enero alcanzaría los $1.500. Según se desprende de la información publicada en el decreto, sólo los empleados que duerman en su puesto de trabajo y los mayordomos cobrarán más del salario mínimo.

El principal problema del sector es la informalidad. En la Argentina sólo 458 mil mucamas sobre un total estimado en un millón están registradas ante la AFIP. Esto implica obra social y aportes previsionales.

Este fenómeno es propio de la mayoría de los países del mundo. En España el personal doméstico no registrado alcanza al 60% según estimaciones privadas.

El aumento de los pisos salariales no implicará un incremento en los aportes del personal doméstico. Los empleadores continuarán pagando entre 20 y 46,75 pesos mensuales, que depende de la cantidad de horas trabajadas.

Las empleadas domésticas que estén registradas y cobren menos de $ 1.500 podrán beneficiarse del subsidio a la niñez de $ 180, según la última información difundida por la ANSES. Sin embargo, las que no estén declaradas recibirán este subsidio independientemente de su ingreso.

Comentá la nota