El alza de impuestos alcanzará a 1,3 millones de bonaerenses

Parte de las medidas, como la tasa portuaria y el alza de patentes, se aplicarán ya desde octubre
LA PLATA.- El paquete impositivo incluido en la reforma fiscal pergeñada por el gobierno bonaerense, y que el Senado provincial convirtió ayer en ley, alcanzará a más de 1,3 millones de contribuyentes, que recibirán aumentos en los impuestos inmobiliario urbano y rural y en las patentes de automotores. Asimismo, la real incidencia del nuevo gravamen a la carga y descarga en las 14 terminales portuarias de la provincia -5 estatales y 9 privadas- podría influir en los costos de miles de productores de la provincia, si es que los consorcios portuarios transfieren la imposición a los costos de sus usuarios.

La provincia busca recaudar entre 1500 y 2000 millones de pesos en 2010 y se propone aplicar parte del paquete -los tributos a los puertos y a las patentes- ya a partir del mes próximo, para intentar paliar el déficit fiscal, que rondaría los $ 8000 millones al cabo del ejercicio.

En la sesión de ayer, el oficialismo contó con 28 votos propios, contra los 12 de la oposición conformada por ARI y los radicales, en un tratamiento sobre tablas. No estuvieron en la sesión los senadores del Frente para la Victoria (FPV) Marta Helguero y Ricardo Lissalde, de gira por el exterior, y Viviana Arccidiacono, con fractura de cadera. Sugestiva fue la ausencia de los dos representantes de Unión Pro, Julio Salemme y José Nieto, y el faltazo del radical K Carlos Ferreyra. Si los de Pro y el cobista hubieran estado, al oficialismo le hubiera faltado un legislador para poder aprobar el paquete.

En su argumentación, los legisladores del kirchnerismo remarcaron el carácter "progresivo y de equidad" que, dijeron, guía la iniciativa. También reconocieron la necesidad de recursos del fisco provincial. Los opositores destacaron el perjuicio para sectores productivos y señalaron la necesidad de pensar en gravar a otros sectores, como los juegos de azar.

En el tratamiento en particular, dos legisladores del oficialismo, Elsa Strizzi y Santiago Nardelli, ambos de Bahía Blanca, votaron contra el impuesto a los puertos; en tanto el necochense y también del FPV Javier Mazza se abstuvo.

Tras la votación, el bloque oficialista propuso crear una comisión de seguimiento de la reforma, un guiño para dejar abierta la posibilidad de introducir correcciones a la norma en el futuro.

La iniciativa que ayer quedó convalidada en el Senado provincial contempla aumentos del orden del 20% en el inmobiliario urbano para 804.110 viviendas de valuación fiscal superior a $ 100.000. Representa el 13% de las más de 7 millones de casas que tributan el gravamen. En tanto, para el 44% no habrá cambios y un 43% tendrán descuentos. En este último grupo se incluye un millón de viviendas valuadas en menos de $ 25.000, que quedarán exentas de la imposición.

Inmobiliario rural

Además, se fijaron subas en el inmobiliario rural, que en la zona núcleo de producción sojera serán superiores y llegarán hasta un 130%. En este caso, una docena de distritos afectados por la sequía quedaron exentos y para otros 18 partidos se dispuso que el aumento no pueda superar el 33%. Las entidades agropecuarias evalúan hacer un paro (ver Pág. 3).

La ley incorpora una suba en las patentes de autos de más de $ 40.000 y se modifica la forma de gravar la transferencia de los rodados usados eliminando el impuesto de ingresos brutos -que hoy se evade en cerca del 80%-, que será reemplazado por sellos.

Según se indicó, el 70% del parque automotor de la provincia, constituido por 1,5 millones de vehículos, está valuado en menos de $ 40.000 y tributará un 5% menos de lo abonado en 2009. En cambio, para el 30% restante -unos 450.000 coches-, las subas serán de hasta 5%, salvo para los considerados de "alta gama", de más de 152.000 pesos, para los cuales habrá una suba mayor.

La ley crea, además, dos impuestos:

* Una alícuota adicional de ingresos brutos para el movimiento portuario de todo tipo de mercadería con excepción de (áridos) piedra y arena y productos de la pesca artesanal. La tasa de carga se fijó en $ 6 por tonelada, la de descarga en $ 18 y el denominado removido, en $ 3.

* Un impuesto a la transferencia gratuita de bienes -herencia, sucesiones, donaciones-. En rigor, se regula lo ya dispuesto por la ley provincial de educación (N° 13.688), que creó ese gravamen, aunque nunca llegó a aplicarse.

Comentá la nota