Álvarez expuso sobre municipalismo ante Cargnello

El presidente del Concejo Deliberante César Álvarez volvió ayer a renovar la agenda de temas esenciales para las políticas públicas municipales y expuso ante el arzobispo de Salta monseñor Mario Cargnello un concepto que si bien no es novedoso, no forma parte desde hace mucho tiempo de la línea de trabajo de la actual gestión municipal.
Álvarez reanudó la extensa agenda protocolar que viene cumpliendo desde que fue designado presidente del Concejo, en diciembre último, antes del receso, cargo que deberá revalidar antes del período ordinario de sesiones, si cuenta con el apoyo de todos los bloques políticos.

En diálogo con la máxima autoridad eclesiástica de la provincia, Álvarez se definió como un municipalista de toda la vida, dijo que "que " la urbanización debe ser una política de Estado" y expuso la necesidad de "ampliar los espacios verdes que posee la ciudad, redefiniendo los valores esenciales de la vida, como la importancia del conversar e interactuar con los vecinos y la comunidad en su conjunto".

La actual gestión municipal se caracterizó por una fuerte decisión orientada a poblar el centro de la ciudad mediante nuevos edificios, construidos en su mayoría en lugares donde había casonas antiguas que fueron demolidas clandestinamente y otras al amparo de una legislación municipal de transición, aplicada por dos comisiones municipales que fueron otorgando excepciones al Código de Edificación, mientras esperaba su sanción el Código definitivo, ya aprobado.La mayoría de esas edificaciones fueron levantadas no solo mediante excepciones al Código de entonces, sino que no contaban con la prefactibilidad.

Comentá la nota