Aluvión de dólares obliga a Redrado a comprar otro récord de u$s 190 millones

Además de inversores que buscan una renta financiera, ahora también se suman multinacionales que desarman posiciones en moneda dura para comprar pesos y capitalizar sus negocios locales. Bancos de afuera ya recomiendan la moneda de Argentina como inversión atractiva. El dólar a $ 4, recién en agosto del año que viene
Otra intervención récord del Banco Central (BCRA) logró suavizar una caída más pronunciada del tipo de cambio. En el circuito mayorista la divisa estadounidense retrocedió 3 milésimas hasta los $ 3,811 para la compra y $ 3,819 para la venta, mientras que en las pantallas del microcentro porteño el billete al público quedó estable en $ 3,84. El retroceso se dio a pesar de que la entidad de Martín Redrado se alzara con un monto de compras que estuvieron entre los u$s 170 y u$s 190 millones, según comentaron en algunas de las principales mesas de la city. En el Central, empero, reconocieron pagos por sólo u$s 80 millones (las reservas crecieron menos, por el giro a un organismo internacional).

Amén de las diferencias, lo cierto es que se trata de niveles de intervención récord por día que está llevando a cabo el ente oficial, en un mercado en el que sólo abundan los vendedores, con volúmenes de negocios también récord. Ayer, por caso, se operaron entre los dos mercados mayoristas unos u$s 628 millones. Además de que algunos siguen haciendo sus negocios de índole financiera y las liquidaciones del sector exportador –en torno a los u$s 60 millones diarios–, ahora también están ingresando divisas de compañías multinacionales para la capitalización de sus filiales locales. "Hoy –por ayer– hubo órdenes grandes, de petroleras, por ejemplo, para ampliar negocios que tienen en el país", dijeron dos bancos líderes de este mercado. Es decir, empresas que venden dólares, no ya para ganar renta sino para apostar a la economía real.

Pero también están aquellos que encuentran atractivo al peso. En rigor, ya hay bancos extranjeros que recomiendan posicionarse en moneda local. Optimistas acerca de un acuerdo con los holdouts y una relación más fluida con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que le permita al país volver a los mercados de capitales externos, entidades como RBC Capital Markets se atreven a recomendar a sus inversores a que apuesten por el peso, al considerarlo barato comparado con otras monedas de la región. RBC ayer pronosticó que el peso se apreciará 4,5% contra el dólar durante los próximos tres meses.

¿Empieza el "arbitraje"?

Las tasas y liquidez que hoy ofrece el mercado argentino, da lugar a un arbitraje interesante (llamado por algunos "bicicleta"), según algunos expertos. Un ejemplo, es la renta que se puede ganar arbitrando con letras y notas del Central y contratos de futuros de dólar. Y es que el BCRA está presionando a la baja los precios de los fowards, con posturas de venta agresivas y a su vez ofrece una tasa atractiva para las letras y notas que licita todos los martes –a través de las cuales esteriliza el caudal de pesos que vuelca al mercado para comprar dólares y que no se traspase a los precios de la economía–. El negocio está en que el nivel de tasa implícita que arroja para los contratos en los mercados de futuro de dólar otorga una cobertura muy barata. Para contratos de corto plazo, como fin de mes, da un 3%, comparándolo con el precio spot y un 9% para los más largos. De esta manera, los inversores ganan con la diferencia de tasas. Por ejemplo, comprando letras con un rendimiento del 16% a un año y cubriéndose a una tasa del 9% en el mismo período. En esta línea, para fin de año, ayer el dólar valía $ 3,84, ya en el mismo precio que el minorista. Y recién para agosto de 2010 el tipo de cambio se ubica en $ 4.

Comentá la nota