¿Alumnos reclutados para campaña política?

El hijo de Adriana Sosa asistía al turno tarde del Liceo Informático y era beneficiario de media beca, que le permitía poder seguir estudiando. Adriana agrega que al turno tarde van chicos de escasos recursos y chicos que están en el plan de reinserción para terminar el secundario.
Cuando fue a matricular a su hijo, se encontró con la sorpresa de una deuda de trescientos pesos que le impedía la inscripción para el año próximo. Aseguró que su hijo había realizado un trabajo político para la rectora durante el año que la iba a saldar.

Adriana Sosa contó en Radio Noticias que "la historia comienza con las elecciones internas del Justicialismo, en donde mi hijo hace una campaña de pegatinas a la señora directora del colegio -Lili Armando-". Asegura que a su hijo y a los otros chicos que participaron "no se les pagó, entonces acordaron que los meses que le quedaba de clase sería pagado con ese trabajo".

"Fue un arreglo verbal, de palabra -explicó Adriana-que tuvieron los chicos con este señor que en ese momento era el marido de Lili Armando".

También aclaró que "la señora Lili Armando estaba en la lista para concejala y su esposo era el que organizaba todo esto (la campaña electoral)" .

Por último declaró que "a mitad de año, Lili Armando y su marido se divorcian y el colegio queda en manos de ella y otros más y lo reestructuran". Adriana Sosa cree que es éste el motivo por el cual no se le es reconocido el trabajo de su hijo, dejándolo en este momento sin la posibilidad de poder inscribirse al colegio.

Comentá la nota