Un alumno grave tras una pelea con otro compañero

Un alumno grave tras una pelea con otro compañero

Ocurrió afuera del CPEM 22. La víctima sufrió hundimiento de cráneo.

Un caso de violencia escolar encendió la alarma en el CPEM 22. Dos alumnos que aún no habían ingresado a clase participaron, afuera del establecimiento, de una violenta pelea que los dejó hospitalizados.

Uno, de 17 años, sufrió un puntazo en un brazo y ya recuperó el alta médica. Otro, de 16, recibió un ladrillazo que le fracturó la cabeza. Ayer permanecía internado en la sala de terapia intensiva del Cemic, con una lesión grave.

El episodio se desencadenó alrededor de las 21 del martes, en un playón que linda con la institución -pero no forma parte- y es utilizado como punto de encuentro por decenas de jóvenes.

La escuela -ubicada en Irigoyen 1100- ya transitaba una jornada más en el horario vespertino, pero cerca del 50 por ciento de la población estudiantil se encontraba ausente.

Motivados por el triunfo de la Selección Argentina, varios jóvenes permanecían afuera del establecimiento cuando ocurrió el hecho. “No estaban bajo la tutela de los directivos”, aclaró el titular del CPE, Oscar Compañ. En esas circunstancias, y por alguna razón que se desconoce, se desató una pelea entre alumnos.

La noticia llegó a oídos del director de la escuela, Hugo Buñanek, cuando uno de los heridos -el que resultó apuñalado- entró corriendo y pidió ayuda. Entonces dijo que le había arrojado un ladrillo a otro chico para defenderse, el cual fue luego secuestrado por efectivos.

El director encontró al otro joven tirado en el playón y no respondía. Instantes después comenzó a balbucear, convocaron a la Policía y dos ambulancias del SIEN trasladaron a los heridos hasta el Castro Rendón.

La directora de Emergencias Luciana Ortiz Luna confirmó que ingresaron a las 21.53. Dijo que el joven de 17 años recuperó el alta luego de suturar la herida cortante –de arma blanca- que exhibía en un brazo; en tanto que al menor de 16 lo derivaron al Cemic. Precisó que tenía una fractura con hundimiento de cráneo y un hematoma cerebral.

Ayer, el jefe de Terapia Intensiva del Cemic, Andrés Martinuzzi, dijo a LM Neuquén que “está despierto y colabora con el personal, lo cual no quita la gravedad del cuadro. Tiene una lesión que potencialmente se puede complicar a raíz de un hematoma subdural, por lo que es monitoreado de forma constante”.

Vanesa, la madre del chico, cruzó unas palabras con este diario al salir de la clínica. Refirió que su hijo “está bien” y “no quiere denunciar”, pero que igualmente ella lo hará en su rol de madre. Contó que “fue una pelea de chicos” y que “otros compañeros los incitaban a pelear”, aunque desconoce el motivo.

Personal de la Comisaría del Menor esperaba que los padres denunciaran la situación para conocer los pormenores del caso y judicializar lo que inicialmente se investigó de oficio.

Compañ dijo que el problema los excede

NEUQUÉN

“La violencia ingresa a la escuela, esa es la realidad. Una problemática que nos excede”, advirtió ayer el titular del Consejo Provincial de Educación, Oscar Compañ, en diálogo con LM Neuquén.

Al tanto de lo ocurrido, expresó su preocupación y dijo que las autoridades educativas “tenemos que acompañar y fortalecer a las instituciones para que estas puedan hacerlo con los alumnos”.

Por eso, el funcionario provincial sostuvo que se puso en contacto con el director del CPEM 22, Hugo Buñanek, y ya ofreció el apoyo del equipo interdisciplinario del organismo a la dirección para hacer el abordaje necesario.

Ayer, en horas de la tarde, tenían previsto concurrir a la escuela donde ocurrió la violenta agresión con ese objetivo.

Compañ aclaró que el Centro de Atención a la Víctima también intervino para brindar asistencia a las familias; y que, más allá del caso puntual, hace poco se presentó un protocolo de abordaje en situaciones de violencia, teniendo en cuenta los reiterados casos que se registraron en otros establecimientos de la capital neuquina.

Coment� la nota