Alumbrado: Llegaron a un acuerdo en el Ministerio de Trabajo

Finalmente, el municipio reconoció el 90% de las demandas de los trabajadores de alumbrado y se levantó el paro.
En la reunión mantenida hoy viernes, el Municipio reconoció la mayoría de los reclamos efectuados por los empleados afiliados a ATE y se comprometió resolverlo.

De esta forma, los empleados del area de Alumbrado Público ya cumplen tareas con normalidad. Trascendió que la Comuna sólo rechazó la demanda del pago de horas extras adeudadas a uno de los trabajadores.

En tanto, aceptó reincorporar a los dos empleados dados de baja, se comprometió a pagar las horas extras adeudas en el corto plazo, no se implementarán los turnos rotativos aunque habrá refuerzos en las cuadrillas de la tarde y la noche, y se organizará el pañol para que cada cuadrilla tenga las herramientas necesarias para trabajar.

Por la tarde, el área de Alumbrado presta servicios con normalidad después de cuatro días de paro.

PROTESTA DEL JUEVES

Los empleados de ATE cortaron ayer la calle Lavalle entre Garibaldi y Humberto 1º, frente a la sede quilmeña del Ministerio de Trabajo de la Provincia, mientras en el interior se mantuvo la primer reunión formal entre funcionarios provinciales, el gremio y un abogado que representó al Municipio. La Comuna se notificó formalmente del conflicto y pidió una nueva reunión para hoy a fin de evaluar un petitorio presentado por los trabajadores en conflicto a través de ATE (Asociación de Trabajadores Municipales).

La titular del gremio a nivel local, Selva Guillén explicó que se busca una salida al conflicto desatado y precisó la presentación de un petitorio en un acta formal que incluye: "La reincorporación de los dos trabajadores cesanteados, el pago de horas extras adeudadas de hace tres meses, la entrega de herramientas (especialmente a los electricistas), acondicionamiento de los baños del corralón de Servicios Públicos y la entrega de camperas para los empleados de las cuadrillas".

De acuerdo al acta firmada en la delegación quilmeña del Ministerio de Trabajo Bonaerense, hay unos 35 empleados del sector que adhieren a la protesta. El dato significa que más del 50% de los trabajadores se sumaron al paro ya que hay 67 en total. Guillén dijo al término de la reunión que "esperamos soluciones y el paro continuará".

Comentá la nota