Los Altos: pompa y lujo en la asunción de Olveira

Rafael Olveira recibió el mando comunal de su hermano, Ricardo. Para festejarlo, invitó a todo el pueblo.
El intendente oficialista de Los Altos, Rafael Olveira, se dio el gusto de organizar un imponente ágape para el acto en el que su hermano, Ricardo, le pasó el mando de la comuna. Con una masiva concurrencia de pobladores (calculan 5.000 personas), funcionarios provinciales, e invitados especiales, el nuevo jefe comunal fue el anfitrión de la fiesta que se llevó a cabo el jueves por la noche en la planta deshidratadora de especias.

Olveira fue acompañado por el ministo de Gobierno, Javier Silva; de Producción, Juan José Bellón; por el subsecretario de Inclusión y Desarrollo del Ministerio de Desarrollo Social, Franco Ferioli; por el presidente del Tribunal de Cuentas, Mardonio Díaz Martínez, y por el intendente capitalino, Ricardo Guzmán, además de otros funcionarios de segundo y tercer rango. En representación del obispo Luis Urbanc estuvo el sacerdote Domingo Chávez.

El acto contó con la presencia de los flamantes concejales que asumieron sus bancas, Néstor Chevenier, y Mario Figueroa por el PJ; y Elsa Columbres, Adrián Salas y Mario Raciatti por el FCyS, este último resultó presidente del CD.

En su discurso, el intendente se comprometió a mejorar el servicio de agua potable y la red eléctrica, para propiciar el asentamiento de potenciales industrias, y el tendido de la red de gas natural. En la oportunidad destacó que la Nación "se lleva 60 millones de pesos anuales de esa zona", y que "no vuelven en la redistribución que tanto menciona la Presidenta". Además, solicitó a las autoridades provinciales el compromiso de mediar para la construcción de un minihospital.

Comentá la nota