Altos costos, indefinición de mercados y problemas climáticos ponen en jaque al algodón

Los altos precios de insumos, los bajos costos de la fibra en el mercado y falta de precios reales que garanticen las cosechas pueden terminar con un cultivo que ha sido distintivo de la región durante muchos años.
Con un precio muy inestable, el algodón ha dejado de ser una alternativa para campesinos en general, incluso, algunos especialistas arriesgan que podría desaparecer este cultivo a corto plazo.

Los vaivenes del mercado generan estos problemas que desalientan a cualquier agricultor, y muchos aseguran que no es posible producir con gastos tan elevados.

Se hace hincapié en informes nacionales al alto costo de los insumos, especialmente en semillas y fertilizantes, los aumentos en comparación con el año anterior, en algunos casos alcanzan el 100 por ciento, pero la fibra en cuanto a los precios, no es igual, se da un efecto contrario.

Considerando todas las adversidades, muchos los productores de algodón afirman que cada año es más difícil e incosteable seguir con la actividad productiva.

El algodón puede perderse como el cultivo rector en la región ante la falta de garantías para hacerlo. Algunos productores sostienen que el algodón ha dejado de ser rentable, y para los productores, puede representar la conclusión del algodonero en sus chacras.

Comentá la nota