Alto Verde: rotunda oposición al arribo de familias de Villa Corpiño

El emplazamiento de las primeras familias del asentamiento lindante a Wal Mart sorprendió a los vecinos de Alto Verde. Manifiestan que no hubo consultas y se oponen a la llegada de los nuevos vecinos.
Alrededor de 50 vecinos de Alto Verde se reunieron el viernes pasado en la sede de la vecinal Pro Mejoras para manifestarse en contra del traslado definitivo de las familias de Villa Corpiño a la jurisdicción costera. Argumentan que se incrementarán los hechos delictivos, que es injusto que se les otorgue la titularidad de las tierras cuando hay familias antiguas del barrio que no son propietarias, y que en una mañana hayan incorporado servicios que Alto Verde reclamó durante años por conseguir, como el agua potable.

"No queremos una villa en el corazón del barrio, con los problemas que nos van a traer", manifestó el presidente de la vecinal, Daniel Demarchi, luego del encuentro. Y agregó: "Villa Corpiño ha salido en los medios por asaltos a gente que iba a Wal Mart y por allanamientos que hacía la policía. En Alto Verde hay gente que tiene familiares en El Pozo y que dice que la ola de robos y asaltos viene de ese lugar".

Como se recordará, fue el jueves pasado cuando la Municipalidad comenzó con la relocalización definitiva de 5 familias -de un total de 55- en la zona donde se construye el polideportivo. La decisión, según lo explicado por funcionarios municipales, obedece a una medida preventiva ante la crecida del Paraná, puesto que Villa Corpiño es una de las zonas más vulnerables, y a una política de gestión, ya que una vez trasladadas todas las familias no se permitirán nuevos asentamientos en la zona lindante a Wal Mart.

Cada una de las familias será propietaria de un lote en Alto Verde de 10 metros de frente por 18 metros de fondo en el marco del Programa de Regularización Dominial que lleva adelante la Municipalidad. Además, dispondrán de baños químicos y tendrán acceso al agua potable a través de una canilla pública y a una tarifa social de la EPE.

Respuesta

Consultado por El Litoral acerca de cómo tomaron en Alto Verde la llegada de los nuevos vecinos al barrio, el secretario de Desarrollo Social de la Municipalidad, Alejandro Boscarol, refirió el jueves que antes de concretar la medida hubo varias conversaciones con los pobladores de la jurisdicción y no hubo manifestaciones en contra.

Sin embargo, desde la vecinal se informó que "la determinación fue totalmente inconsulta y arbitraria".

A tres días...

Esta mañana, El Litoral se contactó con el presidente de la vecinal para conocer, a tres días de la llegada de las primeras familias de Villa Corpiño a Alto Verde, el ánimo de la jurisdicción. "La gente sigue igual de enojada. Se resiste a que tengamos una villa en el barrio, sobre todo porque van a haber más bandas antagónicas que van a provocar, en el mejor de los casos, disturbios", dijo Daniel Demarchi.

Por otro lado, volvió a remarcar que "nos enteramos de que esta gente

venía al barrio a través de los medios y al ver la cantidad de camiones que iban y venían con cosas, no porque nos hayan convocado como dice Boscarol. Desde la Municipalidad ahora nos tildan de discriminadores, pero nosotros sólo defendemos el barrio".

Por último, Daniel Demarchi refirió que desde el jueves a hoy no hubo más traslados. Al mismo tiempo, indicó que "toda la población se mantendrá alerta desde mañana porque en caso de ver camiones trayendo cosas así como movimiento de gente extraña procederán a cortar el ingreso principal a Alto Verde para que no puedan entrar y radicarse", advirtió.

Comentá la nota