El alto valle, un horno: 37,7

Una fuerte ola de calor castigó a la región este fin de semana. Como era de esperar, la gente se volcó a los balnearios, lagos y clubes. Este lunes se mantendrá el calor y para el martes se espera viento fuerte.

El sector este del lago Los Barreales también recibió visitantes

La ola de calor se hizo sentir este domingo con una temperatura máxima que alcanzó los 37,7 grados y que obligó a miles de neuquinos a refugiarse en piletas, ríos y espejos de agua de la región.

Desde el mediodía, el centro de Neuquén capital quedó despoblado debido a que era prácticamente imposible transitar por ese horno de pavimento y ladrillos.

Ya en horas de la mañana se podían ver un constante peregrinaje de gente hacia los cuatro balnearios habilitados por la municipalidad y los clubes ribereños que también fueron colmados.

La ruta 7 estuvo congestionada a partir de las 10 de la mañana por quienes optaron por trasladarse al lago Mari Menuco o el embalse Los Barreales, uno destino diferente para combatir la ola de calor.

La máxima se registró a las 17, con 37,7 grados, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El pronóstico del tiempo indica que se mantendrá el tiempo caluroso con una máxima para este lunes de 36 grados.

Recién a partir del martes disminuirá la temperatura, aunque se espera un período de fuerte viento con ráfagas de hasta 75 kilómetros por hora.

Desde el miércoles en adelante se anticipa tiempo bueno y templado.

Comentá la nota