Alto nivel de escolarización en toda la población carcelaria provincial.

El gobierno puso a disposición una amplitud de herramientas para su formación y capacitación en oficios.
Durante el acto formal de inicio de las actividades educativas especificas en un contexto de encierro que se acaba de producir en la Alcaidía de Varones de esta ciudad, fue significado el alto nivel de escolarización de la población carcelaria, para quienes el gobierno puso a disposición una amplitud de herramientas para su formación y capacitación en oficios.

Los ministros de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González y de Cultura y Educación, Olga Comello, presidieron la ceremonia en la principal unidad carcelaria de la provincia, marco en el cual además, se confirmó la creación del Núcleo Educativo Permanente y de Formación Profesional Nº 44 en este lugar, con lo cual se organiza institucionalmente la escuela y se le otorga a la misma identidad propia. La subsecretaria de Derechos Humanos de Formosa, Silvina Aráoz, de Cultura, Alfredo Jara, el jefe policial, comisario general Juan Escobar, también compartieron junto a los internos de esta ceremonia.

Allí también se entregaron kits de útiles escolares, guardapolvos para los maestros y libros para las bibliotecas.

González destacó que en Formosa se viene trabajando desde hace muchos años en esta propuesta educativa en contexto de encierro, puntualizando que la misma se desarrolla en las alcaidías de Varones y la de Mujeres en esta ciudad, además en la de Clorinda y la mixta de Las Lomitas, “con diferentes ofertas educativas orientadas a brindarles mayores posibilidades”.

“Mientras algunos podrán aprender a leer y escribir, otros terminarán sus estudios primarios o secundarios, y además de quienes tendrán ofertas en la formación de oficios”, señaló.

Indicó asimismo que “la población carcelaria en toda la provincia se encuentra en el orden de las 500 personas”, aunque clarificó que se trata de “algo dinámico”, en directa referencia a que los números varían. De todo modos y lo que marca el alto nivel de escolarización, por ejemplo en la Alcaidía de Varones son 192 internos, de los cuales 45 cursan el secundario, otros cinco son analfabetos y otro grupo interesante en el primario. “Todos ellos, al igual que en el resto de las alcaidías provinciales disponen de ofertas educativas en este tipo de contexto, lo que marca con suma elocuencia la real y efectiva igualdad de oportunidades”.

Por su parte, la ministra Comello entendió que dotar de herramientas educativas y de formación en las unidades de detención “habla a las claras de que la inclusión educativa en un hecho concreto”.

“Aquí está expresada la educación como motor dinamizador del desarrollo social y de inclusión real, porque en este caso hablamos de internos”, insistió, subrayando que “esta gente está de alguna manera forjando su futuro con un camino de esperanza para reinsertarse como ciudadanos activos. Y no sólo se les da las posibilidad de terminar sus estudios primarios o secundarios, sino también formarse en oficios”.

Recorrida y obras

Los ministros González y Comello junto a autoridades policiales estuvieron recorriendo el interior de la unidad y conversando con los internos, marco en el cual se ratificó continuar avanzando en las mejoras integrales de las infraestructuras que albergan detenidos.

En este sentido, el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo significó lo que se vino haciendo en todo este tiempo, no sólo en la Alcaidía local de varones, sino en las demás, volcándose importantes inversiones para dotar de las mayores comodidades a los internos.

“También son muy importantes las mejoras que se han venido realizando en las alcaidías de Mujeres en esta ciudad, la mixta de Las Lomitas y está avanzando la construcción del Centro de Detención en Clorinda, aunque también en esta última se está construyendo una infraestructura en la comisaría Territorios Nacionales del barrio 742 Viviendas que este año estará finalizado”, aseveró.

Aludió finalmente a que “todo esto se orienta a que la persona privada de su libertad, más allá de la situación que atraviesa de acuerdo a lo dispuesto por la justicia, tenga acceso a la educación o la formación en oficios y, al mismo tiempo, alojado con el mayor confort posible y una atención digna”.

Comentá la nota