"El alto nivel de conflicto social frena las inversiones"

El empresario mostró su preocupación por los distintos conflictos sociales que se produjeron en los últimos días. Hay una gran expectativa en la función que tendrá el nuevo Parlamento como contrapoder del Ejecutivo.
Definitivamente, no fue un buen día para Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). Se desayunó con la primera plana de La Nación que puso en evidencia que industriales de sus propias filas se reunieron con el ministro de Planificación, Julio De Vido, para llevarle las preocupaciones del empresariado del sector. Él no sabía nada de esa reunión.

Más tarde, participó junto a Hugo Biolcatti, de un panel sobre el Rol del Empresariado, aquí en el 45º Coloquio de Idea (Instituto para el Desarrollo Empresarial Argentino) que se desarrolla en el hotel Sheraton de Mar del Plata. Ahí, los aplausos de todo el ámbito empresario los cosechó el ruralista. Encima, a Méndez apenas se lo escuchaba porque habla bajo, pero además, tenía mal puesto el micrófono.

¿Cuál es el punto en el que estamos, un momento de inflexión, de dudas, cómo lo ven los empresarios?

Hay aún muchas dudas, uno no sabe cómo va a reaccionar el Parlamento en los meses que vienen por delante, si va a asumir el rol de Parlamento que hace tantos años que no asume, si se va a transformar en un Parlamento y va a fortalecer el Poder Legislativo que hoy se ve tan desdibujado porque en definitiva las democracias necesitan de una división de poderes, si no lo tienen no son democracias, son un camino para llegar al Gobierno y nada más.

¿Qué es lo que más lo preocupa?

Lo que quiero es que el Parlamento actúe, yo no hablo de revisar nada, digo que las cosas tienen que salir por consenso, a mí no me gusta que las cosas las maneje una persona por el humor que tiene, uno elige representantes de un cuerpo colectivo que tiene que representarnos, si eso funciona después del 10 de diciembre vamos a estar encantados o si no con un Poder Ejecutivo sin ningún freno, sin ningún control, pero no puedo adivinar entonces qué va a pasar.

¿Cómo ve la situación social?

Si hoy tengo los 5 accesos a Buenos Aires cortados, no es una buena señal, a mí no me interesa invertir ni crecer en un país así, me parece que no es sólo ganar plata, también es poder transitar, vimos las imágenes de la gente en el subterráneo y ahí viajan mis empleados, mis familias, la gente está como rehén de determinados conflictos, pero tiene que haber un Gobierno que habilite los medios para que eso no ocurra.

¿Este Gobierno alimenta esas cuestiones?

Es posible, pero lo que tiene que suceder es que arbitre los medios para que no se produzcan esos conflictos y lo tiene que arbitrar desde todos los caminos, lo cierto es que los derechos de uno deben terminar donde empiezan los del otro, pero si no puedo ir a trabajar, al colegio, si me siento maltratado a cada momento, hay un clima de crispación, es así.

¿Qué medidas habría que tomar el Gobierno por esta situación?

Algo hay que hacer, ése es el problema. Que los políticos hagan lo mismo que resuelvan ellos las situaciones que tienen que hacer para evitar esto pero algo hay que hacer, no puede ser que sólo seamos espectadores.

Comentá la nota