Alto acatamiento al paro docente en Buenos Aires

La medida afectó a 4,5 millones de alumnos. El gobernador Scioli dijo que no hay dinero para dar más aumentos en lo que queda de este año. Los gremios anunciaron otra medida de fuerza para el martes próximo.
"El paro fue total y contundente, y la movilización a La Plata también muy grande", evaluó el secretario general de Suteba, Roberto Baradel. Fue horas después del primer paro convocado por el Frente Gremial Docente Bonaerense –que agrupa a los maestros de Suteba, los docentes privados de SADOP, los profesores de las secundarias de AMET, UDA y FEB– que se realizó ayer por 24 horas y que se repetirá el próximo martes. Se trata de la sexta huelga de docentes en lo que va del año y que afectó a los 4,5 millones de alumnos de las escuelas públicas y privadas de la provincia.

Sin embargo, desde el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, hasta los ministros de Educación y Trabajo de su gobierno, Mario Oporto y Oscar Cuartagno, reconocieron que no tienen dinero para otorgar aumentos antes de que termine 2009, como reclaman los maestros para sus sueldos.

Los docentes de la provincia de Buenos Aires exigen una mejora en sus salarios antes de 2010. Si no se alcanza un acuerdo con las autoridades realizarán otro paro de 24 horas el próximo martes, que ya fue votado por las bases de los gremios. La presidenta de FEB, Mirta Petrocini, al igual que Baradel, se refirió a la contundencia del paro y aseguró que en algunos distritos alcanzó el 98% de acatamiento: "En distritos como Leandro Alem, Baradero, Zárate, Pergamino, San Pedro y La Madrid, la adhesión fue del 98 por ciento. Es necesario que las autoridades comprendan que en seis meses –desde que se obtuvo el último acuerdo– el poder adquisitivo fue fagocitado por la inflación, el aumento de los servicios, el costo de vida". En la Dirección General de Educación y Cultura reconocieron que hubo un alto acatamiento pero no dieron cifras precisas sobre el alcance de la medida de fuerza.

El titular de Suteba aseguró que "el paro es total en escuelas públicas y masivo en las escuelas privadas, lo que demuestra la representatividad del Frente Gremial y lo masivo del reclamo docente". La movilización que acompañó la medida de fuerza arrancó poco antes del mediodía y fue desde Plaza Italia hasta la Gobernación: los gremios aseguran que concurrieron unos 10 mil docentes. El gobernador Scioli dijo: "Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para recomponer el salario real de los docentes", pero aclaró: "No estamos en condiciones de dar nuevos aumentos en lo que resta del año". "Sabemos de los trastornos que genera en la vida cotidiana de una familia el hecho de que los chicos no puedan ir al colegio; así como también comprendemos los reclamos de los maestros y los escuchamos, pero este año no hay manera de aumentar los salarios", concluyó el gobernador. En la misma línea respondieron al pedido de aumento el director de Educación, Mario Oporto, y el titular de Trabajo, Oscar Cuartango: "Es imposible que la provincia otorgue aumentos para lo que resta del año".

El secretario general de SADOP, Juan José Cullás, reconoció que en las escuelas privadas, incluso, el acatamiento de los maestros fue alto con relación a otras huelgas: "Los jefes de los consejos escolares reconocieron un acatamiento del 60 o 65% de los colegios privados, con picos en La Plata y Junín del 80%, mientras que en San Isidro alcanzó el 55%. El paro fue bueno, pero como siempre en muchos establecimientos los empleados ejercen presión o amenazas y por eso dan clases; aunque tengan aportes estatales los colegios privados no permiten que sus trabajadores hagan paro".

El dirigente le respondió, además, al gobernador: "Les dice que no rápidamente a los trabajadores, pero cuando se aprobó en la Legislatura el aumento al impuesto inmobiliario rural y los propietarios de campos se quejaron inmediatamente aceptó el pedido. Sin embargo, para los maestros nunca tienen un centavo".

Comentá la nota