Los altibajos del índice delictivo y el trabajo preventivo de la Policía, la Justicia y el Gobierno municipal

La inseguridad es un flagelo manifiesto en todas las ciudades grandes del interior del país. En algunas zonas, como el Conurbano bonaerense, el avance de la delincuencia es alarmante, aunque esta problemática es una realidad que tiene preocupada a las autoridades policiales y gubernamentales de todas partes.
Una de las características principales del delito es que se manifiesta en altibajos. En determinados momentos la situación es calma y luego llegan períodos donde la actividad de los ladrones se incrementa considerablemente, generando preocupación en la población. Ante ello las autoridades del área toman medidas pertinentes para tratar de contrarrestar el avance, obteniéndose resultados satisfactorios y poniendo tras las rejas a los responsables.

Sin embargo, la Justicia se atiene a las leyes y en ciertas ocasiones deja en libertad a delincuentes que reinciden en actos ilícitos, produciendo malestar en la sociedad que reclama “menos garantías”. En nuestro ámbito la realidad delictiva se mantiene dentro de los parámetros normales de una ciudad grande del interior de la provincia. Tras la serie de hechos registrados a fines de la semana pasada, los últimos días fueron de relativa calma.

Para conocer a fondo la realidad pergaminense en materia de prevención y represión del delito, LA OPINION dialogó con el jefe Departamental, comisionado Osvaldo Castelli.

Gente en la calle

“Ante el avance de los delincuentes nosotros tratamos de dar prioridad a la tarea de prevención, volcando el personal y los móviles disponibles a la vía pública. No obstante ello, en forma semanal llevamos a cabo operativos en puntos estratégicos de la ciudad con el fin de identificar sospechosos. Afortunadamente estos controles suelen darnos resultados positivos ya que se logra detener a personas con pedidos de captura o motos con solicitud de secuestro. Asimismo llevamos a cabo inspecciones en los barrios periféricos de la ciudad. Tratamos de ubicarnos donde el mapa de delitos indica un mayor registro. En tal sentido, actualmente Infantería fue destinada a realizar procedimientos en los barrios Virgen de Guadalupe (512 viviendas) y José Hernández, mientras que el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) lleva a cado controles en el barrio 12 de Octubre, que es otro punto conflictivo”, indicó Castelli.

Trabajo conjunto

Para luchar contra la delincuencia es necesario un trabajo complementario entre la Policía y la Justicia. Si bien muchas veces el delito no puede prevenirse, el trabajo mancomunado de investigación y procedimiento resulta positivo para dejar a resguardo de la Policía a peligrosos delincuentes que causan estragos en la sociedad. Según remarcó el titular de la Jefatura Departamental “en nuestra ciudad la fuerza pública y la Justicia se complementan correctamente. Los fiscales nos facilitan los medios para actuar y nosotros ponemos a su disposición los detenidos para que la Justicia actúe conforme a lo que la ley le permite. De acuerdo a las características del hecho y las pruebas que se tengan, esa persona será o no procesada. Si el sujeto recupera la libertad es porque la ley en algún punto lo permite.

“Sin embargo estamos muy conformes con el accionar de la Justicia local, porque ponen a nuestra disposición todos los elementos que tiene a su alcance. Lo mismo ocurre con el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil que tiene un óptimo funcionamiento a poco tiempo de iniciada la gestión. Varios menores vinculados a hechos ilícitos fueron aprehendidos y por su grado de peligrosidad han quedado detenidos.

“Considero que todos los engranajes están funcionando correctamente, aunque la realidad indica que el delito cero no existe y por eso ponemos nuestro mayor esfuerzo para tratar de contrarrestarlo”.

División

El nuevo esquema de trabajo de la Policía que cuenta con un superintendente a cargo de cada región, le dará a la fuerza pública mayor agilidad y cercanía con la población. “Cada uno de los cuatro superintendentes va a tener un despacho itinerante en las distintas jefaturas departamentales para fijar pautas de trabajo y analizar la problemática que se plantea en cada sector. Asimismo este nuevo lineamiento de trabajo tiene como propósito acercar a las autoridades policiales a la población, de manera tal que ante un hecho de importancia el titular de la dependencia se haga cargo él mismo, en persona para tomar las medidas que considere necesarias. Con esto se pretende que el jefe de cada seccional esté junto al vecino para resolver sus problemas.

Delitos

A fines de la semana pasada, una ola de hechos generó gran preocupación en las autoridades policiales y municipales, como así también en la población pergaminense. En relación a esta seguidilla de actos ilícitos graves el comisionado indicó que “el jueves y viernes de la semana pasada la cifra promedio de delitos se vio incrementada, aunque afortunadamente con el correr de los días se lograron varias detenciones y algunos casos fueron esclarecidos. Esto fue posible gracias al trabajo de las fiscalías que nos otorgaron los elementos necesarios para poner nuevamente a resguardo de la Policía.

“En los últimos tiempos hemos tenido alrededor de 50 traslados de detenidos a los distintos servicios penitenciarios y nuevamente tenemos la capacidad de las comisarías colmadas, lo que indica que hay una intensa actividad por parte de la Policía, en todas sus dependencias”.

Recursos

Los recursos tecnológicos que complementan la actividad policial son elementos de gran valor que permiten el esclarecimiento de varios hechos. Al respecto el comisionado mencionó la “importancia del funcionamiento del Servicio 108 Alerta Pergamino, y las cámaras de seguridad instaladas en distintos puntos de la ciudad. Su aporte cumple una doble función de prevención e investigación. Las cámaras de seguridad nos permitieron resolver un caso de piratería de asfalto y varios robos de motos”.

El personal y las unidades son también un recurso valorado por las autoridades policiales. Sin bien la escasez de gente y el mal estado de algunas unidades constituyen una vieja demanda, las autoridades indican que el desempeño del personal es óptimo y que la colaboración del Gobierno provincia y local ha contribuido a reparar y realizar el mantenimiento de las patullas. “De esta manera tratamos de brindar la cobertura de todas las cuadrículas que componen la jurisdicción.

“Sin embargo la situación fue puesta en conocimiento del Ministerio de Seguridad y han prometido una solución a corto plazo en lo que respecta a patrulleros e incorporación de nuevos agentes a las filas”.

Comentá la nota