Alternativas de crédito para productores tabacaleros.

La Cámara del Tabaco obtuvo nuevas herramientas para optimizar la producción. Una es gestionar el Proder.
La Cámara del Tabaco de Jujuy obtuvo, a través del Banco Nación, tres modalidades crediticias que se ajustan a las características particulares de la producción tabacalera con el propósito de mejorar las condiciones de producción de sus asociados. Cada una está orientada a un sector en particular del universo de los productores.

Tal es el caso de la línea de crédito Proder continuación de lo que en un principio fue el Fomicro después Fonder con condiciones muy parecidas a las del año pasado en lo referido a forma de pago, interés, etc. El Proder abarca al segmento de pequeños productores para la compra de bienes de uso nuevos o usados (estufas, tractores, maquinarias, etc). Esta es la única línea que se gestiona íntegramente en la Cámara del Tabaco de Jujuy.

Por su parte, está el Crédito para Pymes destinado al sector de productores que no cubre el Proder. Dado que la mayoría de los productores tabacaleros están dentro de la categoría Pyme, puede acceder cualquier productor que presente la documentación correspondiente en el Banco Nación. En este caso el destino del crédito lo elige el productor en concordancia con el Banco. Se gestiona directamente en la sucursal correspondiente al domicilio y la tasa de interés es del 18,85 % TNA.

La amortización es mediante el sistema alemán y el interés es TNA fija los primeros cinco años. La Línea 400 se gestiona directamente en la sucursal del Banco Nación que corresponda al domicilio de cada productor tabacalero.

En las dos últimas líneas por lo general se toman como garantía el bien a adquirir, en el caso de inversiones el crédito prendario, o la presentación de garantías reales en el caso de capital de trabajo. El Proder es la única línea que es a sola firma, tomando el Banco Nación como garantía el cobro por medio del FET.

Impacto benéfico

Mediante estas herramientas la Cámara del Tabaco de Jujuy busca obtener herramientas para que sus asociados afronten los costos de producción cuyo mayor porcentaje está destinado a la mano de obra. Recordemos que la producción tabacalera en nuestra provincia es la principal fuente de trabajo del sector privado, generando alrededor de 13.700 puestos de trabajo directos.

Por último, la Línea 400 es una línea de crédito para productores clientes del Banco. Tiene una tasa diferencial subsidiada por Sagpya por lo que la resultante es del 8 %. Está destinada a la compra de bienes de uso, instalación o montaje de accesorios, inversiones en general, capital de trabajo incremental derivado de la inversión que se realice y recomposición de capital de trabajo. El término de repago para las inversiones puede ser hasta diez años y del capital de trabajo y recomposición de capital de trabajo hasta cinco años.

Comentá la nota