"La alternadora es una compañía que teníamos", dice Rodríguez

César Rodríguez, ministro de Gobierno, Seguridad y Justicia, fue entrevistado por Radio Noticias con relación a la situación planteada con los cierres, o no, de locales nocturnos en donde bajo la fachada de cabaret o whiskería se ejerce la prostitución y conforman una red de trata de personas.
Se le preguntó por la amenaza de muerte sufrida por la funcionaria municipal santarroseña Mónica Molina, y dio cuenta que el miércoles por la noche se comunicó con ella para ofrecerle cobertura policial, que también la visitó con ese objetivo el jefe de Policía, Ricardo Baudaux.

"Mónica me dijo que le llamaba la atención que no le hubiera pasado antes (lo de la amenaza). Es una manifestación de una política que se está llevando adelante desde el municipio y la Provincia, que afecta intereses importantes y esto hace que se tomen todas las medidas de seguridad pertinentes para garantizar la seguridad y que se puedan llevar adelante, con tranquilidad, medidas que se están realizando para revertir cuestiones delictivas".

-¿Qué opina de la postura del intendente de Lonquimay a favor de la apertura de los cabarets como lugares de contención y entretenimiento para jóvenes y camioneros?

-Creo que no hizo una valoración correcta, real y efectiva de las situaciones que se plantean. Nunca tomé a un cabaret como lugar de contención espiritual, es un lugar para tomar una bebida, una compañía...

-¿Y qué piensa de la connivencia entre un jefe policial de Lonquimay y una propietaria de un cabaret en Colonia Barón?

-La connivencia es una imputación que hizo una fiscal y la justicia hará las averiguaciones; en segundo lugar, el Ministerio de Gobierno, a través de la policía y a partir de esa denuncia, tomó las medidas pertinentes. Previamente a la denuncia de la fiscal, la policía había iniciado las actuaciones administrativas. La policía tiene una función que cumplir, una responsabilidad y en todo este período puedo asegurar que durante este año el cabaret de Lonquimay, como los cabarets, night clubes o confiterías de distintos lugares han sido visitados, inspeccionados y controlados por las municipalidades, la policía, representantes de Migraciones para que la actividad que se desarrolla allí se enmarque dentro de pautas y políticas de respeto a la normativa vigente.

-¿Qué se controla allí, que no haya menores o extranjeras indocumentadas? Se lo pregunto porque la impresión que queda es que esos controles se limitan a eso, que tratándose de personas mayores pueden hacer allí lo que quieran.

-No. Una cosa es ir aun local de estas características con la habilitación pertinente a tomar una copa o charlar con alguien, y otra cosa es el ejercicio y facilitamiento de la prostitución, que son delitos.

-Pero hasta que no actuó la Municipalidad de Santa Rosa y otras comunas, esos locales proliferaban en toda la provincia y a la vista de todos, y con controles policiales para constatar si las personas que trabajan allí tenían la libreta sanitaria.

-En 25 de Mayo, hace 10 meses, hubo un problema y la policía fue la que realizó la actuación, no fue la municipalidad. Allí se detectó una situación de trata de personas, la policía no miró para otro lado. En Telén, hace un mes, también actuó la policía. No soy tan inocente para decir que no se producían situaciones de prostitución en algunos lugares, en cabarets, pero la actuación policial es para que este tipo de delito no se cometan.

Alternativa.

¿El Ejecutivo provincial quiere que se cierren estos locales nocturnos? El ministro Rodríguez contestó: "Esto lo que aconseja la Secretaría de Derechos Humanos, buscar una alternativa de otro tipo de actividad. Esto ocurre en Santa Rosa, donde la Municipalidad no autoriza cabarets pero sí pubs.

-Insisto con el tema de los controles policiales, ¿se limitan solamente a constatar lo de la libreta sanitaria?

-No, no, ése es uno de los aspectos, otro es que adentro no se cometan delitos.

-Y hay un jefe policial que viven en pareja con quien regentea un local de estas características, algo que usted conocía desde febrero.

-La persona (Liliana Abratte) que hizo la denuncia habló conmigo, me planteó el tema de Lonquimay y allí se hicieron controles con personas de otras dependencias y no de la localidad para ver qué estaba pasando. Hubo 10 actuaciones policiales y no se constató ninguna actividad delictiva. Es muy difícil regular la vida privada de alguien y su relación con otra persona, si de esa relación no surge ningún accionar delictivo.

-Hubo otro funcionario policial que dijo públicamente que no deberían cerrarse los cabarets para ejercer un mejor control.

-Son criterios y conductas que se toman de acuerdo a la problemática de la trata de personas en todo el país. Se están generando respuestas y normativas que llevan a controlar y cerrar lugares potencialmente facilitadores de la trata de personas o prostitución.

-La "alternadora" que es rescatada de esa organización dedicada a la trata de personas, una vez cerrado el local nocturno, ¿recibe alguna atención del estado para encarar su nueva vida o queda librada a su suerte?

-Tendría que dársele la cobertura. La "alternadora" es la compañía que teníamos, que se hacía en los cabarets o en la whisquería. Era una compañía de charlas y con una ganancia de la copa se vendía.

-¿Y para qué se le exige un examen ginecológico?

-Es una medida que se toma en los municipios. Es un tema muy complicado, tiene varias aristas; hay avisos clasificados con un montón de situaciones...

-Usted alude a los servicios personales donde se ofrecen masajistas, pero no un comercio con 10 masajistas.

-Y con lo de los cabarets todos sabíamos y acá es lo mismo.

-Ministro, insisto, me parece que en el gobierno provincial no hay una idea clara sobre este tema.

-Hay varias aristas a tratar, a nivel municipal, provincial y nacional. Si la provincia no tienen una orientación, la debe tener el municipio.

-Tenemos entendido que en la Legislatura hay un proyecto que propone el cierre de los cabarets, ¿el Ejecutivo está de acuerdo?

-El gobierno ha manifestado su intención de que este tipo de locales no sigan funcionando como hasta ahora.

Comentá la nota