Es alta la contaminación en los lagos de Bariloche

La Escherichia coli supera casi 200 por ciento los valores permitidos, por lo que se prohibió el uso del lugar como balneario; apuntan contra una planta de efluentes cloacales
SAN CARLOS DE BARILOCHE.-Los lagos del sur ya no tienen las aguas puras y cristalinas de otros tiempos. Un estudio bacteriológico de rutina determinó que un sector del lago Moreno tenía casi 200% más de Escherichia coli que lo permitido y, por lo tanto, se prohibió el uso del lugar como balneario.

Las muestras de agua tomadas por el Departamento Provincial de Aguas (DPA), que investiga la presencia de la bacteria, arrojaron resultados sorprendentes. En la zona oeste del lago Moreno, una zona poblada y a pocos kilómetros del Llao Llao, la presencia de la bacteria superaba ampliamente los parámetros establecidos por las normas canadienses adoptadas en la región: 573 nmp/100 ml, cuando el máximo permitido es de 200 nmp/100 ml.

Los estudios se realizan semanalmente todos los veranos desde 1997 y, por primera vez, en diciembre, los resultados fueron negativos, lo que obligó a las autoridades municipales a prohibir la utilización de la zona como balneario e iniciar un proceso de "remediación" (limpieza) para bajar los niveles de contaminación del lago.

Las explicaciones técnicas apuntaron a "una planta de efluentes cloacales del barrio 2 de Agosto que se habría desbordado y realizado el volcado [al lago] de manera directa, luego de afectar de manera total un mallín", explicó a LA NACION Martín Nini, responsable a cargo de la Delegación Zona Andina del DPA.

Zona privada

La planta de efluentes se encuentra en un lote privado y vuelca sus líquidos a un mallín que está totalmente contaminado y, desde allí, a un drenaje que escurre los líquidos al lago, a un lado de la llamada "playa del viento", donde cada verano cientos de personas disfrutan del sol y del agua.

Las autoridades aseguran que fue una "saturación" de la planta, que se vio desbordada por el crecimiento poblacional de la zona. Iniciaron la construcción de un lecho de drenaje para una correcta deposición de los líquidos que comenzará a funcionar en quince días. Luciano Signore, director de Medio Ambiente local, ratificó que, actualmente, el lago "no recibe contaminación", y consideró que la solución definitiva al problema será la ampliación de la planta de efluentes.

Estimaciones oficiales aseguran que, en pocas semanas, los muestreos determinarán una reducción en el nivel de Escherichia coli hallados el 15 de diciembre pasado, debido a que, desde esa fecha, se dejó de volcar efluentes al lago. Además, por efectos del movimiento del agua en esa zona se produce una rápida depuración.

El DPA realiza un muestreo semanal de cada balneario y establece los parámetros adquiridos con los resultados de cinco muestras analizadas por la Universidad Nacional del Comahue.

El resto de las playas de Bariloche tienen niveles de Escherichia coli muy por debajo del máximo permitido. El nivel más alto, de 71 nmp/100 ml, se concentra en la playa del lago Nahuel Huapi, a la altura del barrio Melipal, a 4 kilómetros del centro de esta ciudad.

Comentá la nota