Alrededor de 6.000 estatales pidieron créditos baratos este año

Se otorgaron a un 36% más de beneficiarios que en el 2008. Son de $1.000 y pagan un interés de sólo 1,5%
Este año unos 6.000 empleados públicos accedieron a un crédito blando de la Caja de Acción Social, contra los 4.400 que recibieron préstamos en el 2008; es decir que se entregaron 1.600 créditos más que el año pasado, lo que significa un 36% de crecimiento, según datos aportados por la titular de la Gerencia de Préstamos, María Marta González.

Este aumento fue posible, según explicó la funcionaria, porque este año el área tuvo un mayor presupuesto mensual y eso permitió que se pudiera satisfacer mucha demanda que antes quedaba sin respuesta.

"En años anteriores quedaba siempre gente sin acceder a su préstamo porque nos manejamos con topes mensuales y en el 2005 tenía hasta $270.000 por mes autorizados para entregar; en el 2006 lo elevamos a $400.000 por mes y este año lo llevamos hasta $600.000 por mes; eso significó que pudimos absorber mucha demanda", dijo González.

Los préstamos de la Caja de Acción Social son sólo para empleados públicos, y tienen la tasa de interés más atractiva del mercado, 1,5% mensual -$15 por mes-; se entregan sólo hasta $1.000 por persona, se pueden devolver hasta en 10 cuotas y se descuentan directamente del recibo de sueldo; por eso el retorno es total y la morosidad, cero. "El máximo de cuotas para devolverlos es 10, pero si se devuelve en menos meses, se pagan menos intereses", explicó la gerenta.

Este año la Gerencia ha entregado entre 500 y 600 créditos por mes, mientras que el año pasado se entregaron unos 400 por mes. La funcionaria agregó que, "este año hemos cumplido el objetivo y vamos a llegar a los 6 millones de pesos prestados".

Como con esta cifra se logró dar respuesta a toda la demanda que antes quedaba insatisfecha, González dijo que para el 2010 se ha presupuestado casi la misma cifra del 2009.

Contó además que en el 2005 la Gerencia de Préstamos no estaba incluida en el presupuesto provincial, pero a partir de las gestiones del presidente de la Caja, Guillermo Ruíz Alvarez, se logró incluirla en el presupuesto. Esto, gracias a su ingreso en el Sistema Integrado de Administración Financiera del Sector Público (TRADFIN), un sistema contable de la provincia que transparenta los movimientos financieros del organismo. Eso permitió ver claramente cuánta plata presta y cuánta recupera, y le dio su propia cifra en el presupuesto provincial.

Los picos de préstamos en San Juan se dan para esta época, por las fiestas de fin de año y las vacaciones; y luego en febrero y marzo, por el inicio de las clases.

Los fondos de la gerencia se mueven en un círculo virtuoso, ya que si bien está prestando todos los meses, al mismo tiempo está recibiendo en su cuenta las devoluciones de los créditos ya entregados. También se suman los fondos de remates por prendas no recuperadas (ver recuadro).

Comentá la nota