Alquileres: Hay poca demanda y Ahora se "retasan" en sus precios

Como se puede percibir, en la capital formoseña cada vez son más los locales comerciales que se encuentran sin alquilar. Comportamiento inmobiliario a causa de la inestable realidad económica por la que atraviesa el país y la provincia, lo que provoca el cierre de un alto número de comercios, y la inseguridad para la apertura de futuros proyectos comerciales.
Sobre el tema, Héctor César Lazzarini Gerente de la Empresa Lazzarini & Lazzarini remarcó: "La demanda está un poco frenada de alquileres, porque se han dado un cierto parate en la solicitud de alquileres", por lo que remarcó: "Se están viendo muchos locales en la zona céntrica disponibles, cosa que antes no pasaba",

sosteniendo que en el "hiper microcentro" –como él mismo lo denominó-: "Siempre va a estar ocupado, pero en las zonas aledañas se empiezan a ver locales desocupados", graficando algunas de las posibles causas de este comportamiento inmobiliario que deja como consecuencia un alto número de inmuebles sin alquilar:

"Son locales que estaban alquilados y se han desocupados, otros porque los inquilinos no han podido aguantar el alquiler porque le bajaron las ventas o no le da simplemente el negocio para seguir. Por otra parte se han incorporado algunos locales nuevos, pero que tampoco se alquilan".

Importante baja

Registrando los hechos en porcentajes, Lazzarini agregó: "En general la actividad está bastante tranquila, no digo parada porque siempre hay movimiento", además haciendo un paralelo con el año pasado remarcó: "Hay tranquilamente una demanda bastante menor, debe estar por debajo del 40 o 50%".

Según trascendió, muchos contratos de alquileres no se han podido sostener por la "sobre valorización" que marcaban los mismos a la hora de renovarlos, llegando hasta un 30% más los nuevos montos, sobre lo que comentó Lazzarini:

"En general -lo que nosotros y los colegas hemos estado administrando-, los contratos se han ido renovando y no más allá del ritmo inflacionario.

Hoy estamos renovando los contratos con un 15% anual por lo menos 2 años.

En la época del 2007 se estuvieron haciendo contratos con un 20%, pero cuando los indicadores bajan enseguida nosotros nos acomodamos al mercado, porque es preferible tener un inquilino que esté pagando y que se quede, un local vacío no le sirve a nadie, ni a un comerciante ni al propietario.

Es por eso que tratamos de acomodarnos el mercado, habrán algunas excepciones, porque hay propietarios que nos dicen que su local vale un precio más elevado, y ocurre en ese caso que el alquiler sigue ofreciéndose hasta que alguien quiera alquilarlo, pero en general uno trata de acomodarse a los valores. Pero hay que reconocer una realidad que en estos últimos 4 años nos está acompañando una inflación importante, y en tres años el alquiler subió casi un 50%, y el costo de vida ha subido mucho más que eso".

Propietarios

Además Lazzarini agregó: "En la Cámara Inmobiliaria de Formosa recibimos los informes de todo el país se está manejando en el orden del 15% la actualización, pero esto es en general, podrán haber casos aislados, y por supuesto depende del propietario", remarcando que los contratos deben ser respetados hasta el término de finalización, una vez renovado se manejan otros conceptos: "Al finalizar el contrato, las renovación que se están haciendo no son con precios exagerados", agregando que desde la Cámara se sugiere un valor, pero es el propietario quien toma la decisión.

Precios

Dando una estimación de precios, Lazzarini reflejó los valores de los locales comerciales en el centro capitalino: "Probablemente el alquiler esté en $50 el metro cuadrado de los locales que se encuentran en el centro, saliendo de la zona está $30 el metro cuadrado", subrayando que: "Depende de la calidad y la medida del local, porque muchas veces, un muy buen local sobre la avenida González Lelong, Gutnisky tiene otro tipos de clientes, y no es lo mismo que tener un loca chico que uno de 10 metros de frente con doble altura que le permita a una empresa de alta envergadura instalarse"

Departamentos y casas

"En lo que respecta a departamentos, también se han incorporado a la oferta, y esto es bueno para la gente", agregó Lazzarini graficando los costos generales: "Para una familia tipo yo siempre doy un ejemplo que es clásico: una casa estándar con tres dormitorios, entrada para auto (en el barrio Incone) se están alquilando en unos $900 o $1000, todo depende del estado de conservación del inmueble. Acá en el centro un departamento de tres dormitorios ronda en los $ 1600 o $1700", señaló.

Retasado

Muchas veces los propietarios con el afán de valorar más el inmueble, ofertan con precios no acordes a los que maneja el mercado. Como consecuencia se tuvo que tomar la medida de "revalorar" y bajar los precios por parte de las inmobiliarias: "Esto nos pasó, porque propietarios nos establecen ellos el precio del local, y los potenciales inquilinos rechazaron de lleno el valor del alquiler.

Pero cuando le explicamos que pasó el tiempo y no se pudo alquilar, y además que la gente se queja, lo charlamos con el propietario y aceptan la sugerencia. Por eso colocamos en algunos locales "Retasado" porque le bajamos el precio que originalmente se pretendía. Con lo cual le avisamos a un potencial inquilino que si está interesado el precio es menor", remarcó Lazzarini.

Inseguridad política y económica

Frente a los conflictos políticos que se vienen en el país, y que desencadenan en inestables momentos económicos, el mercado inmobiliario sufre duras consecuencias: "Siempre los inmuebles son decisiones a largo plazo, en lo que es inmobiliario es una inversión a muy largo plazo, nunca uno piensa en hacer una cosa y ya enseguida está saliendo de este rubro.

Por ejemplo, solamente para construir hay que estar un año y medio, y cualquier problema político que mueva mal al mercado con improvisaciones se crea una peligrosa inseguridad, por lo cual estas inestabilidades nos desacomodan", remarcando: "Por lo cual, se siente que los clientes se han echado atrás, nadie me ha venido a decir que no quiere invertir, pero el teléfono ha parado de sonar.

Por lo cual en este momento estamos prácticamente con muy pocas operaciones, lo que teníamos previsto estamos en un 50% por debajo de lo esperado", en relación a las ventas de inmuebles.

Comentá la nota