Los alquileres se bajan del ascensor

Los aumentos en expensas, impuestos y servicios frenan la suba de las renovaciones de contrato. Priorizan "cuidar" al inquilino.

La crisis financiera internacional que rebotó en Córdoba a finales del año pasado parece ofrecer hoy un costado positivo: ponerle freno a la suba en el precio de los nuevos contratos de alquiler.

Al menos, así lo consideran referentes del mercado inmobiliario local, que esperan un comienzo de 2010 sin aumentos –o con subas moderadas– en las renovaciones, priorizando la necesidad de "cuidar" al buen inquilino.

El fenómeno se está manifestando –fundamentalmente– en las zonas con mayor oferta de unidades, como lo es Nueva Córdoba, Alberdi, Centro, General Paz y Alta Córdoba. En el resto de los barrios, la realidad es muy variable porque influyen también otros más factores.

"Vienen con muy pocas subas", consideró, respecto de los alquileres, Sergio Villella, titular de la inmobiliaria que lleva su nombre. "Precisamente, estamos terminando un informe sobre el tema que refleja que los valores son más o menos los mismos que los del año pasado", agregó. Para Villella, "los aumentos se han manifestado en impuestos y expensas, y no en el canon locativo". La mayor tracción la han producido los sueldos de porteros, del personal de seguridad y el revalúo inmobiliario municipal. Además de los aumentos de luz, gas, agua y TV por cable.

Esos incrementos, que han ido impactando directamente en el bolsillo de los inquilinos, conforman parte de la explicación del freno en los valores de renovación.

Otro factor es la necesidad de conservar al inquilino. Para Villella, "se está ‘protegiendo’ al pagador, al que tiene un buen historial. Muchas veces, es preferible eso que salir a buscar uno nuevo".

La opinión fue compartida por Diego Roberts, presidente del Centro de Estudios Inmobiliarios de la Bolsa de Comercio de Córdoba (Cedin), quien en declaraciones a Radio Universidad, ayer, explicó que no se esperan grandes subas para las renovaciones de los próximos meses.

Planta baja. "Los mismos valores del año pasado se dan fundamentalmente en todo lo que es departamentos; en los barrios, tracciona la oferta y la demanda y es más difícil trazar un parámetro general", explicó Villella, pero aclarando que las subas "son reducidas" y en un escenario "estable".

Para Matías Caballero, titular del portal de Internet Yainmo.com, el mercado de alquileres está en una "meseta", ya que "se están renovando los contratos sin subas".

Según el corredor, la realidad se da también en algunos barrios, de la mano de una demanda no tan elevada como en otros años. "Los clientes que son buenos pagadores se cuidan, porque sino, se corre el riesgo de tener una vivienda vacía por varios meses", amplió Caballero.

Requisitos. Los requisitos para alquilar son similares a los de otros años, aunque –en general– las inmobiliarias no están planteando una suba escalonada para el segundo año de contrato. Además, por las complicaciones en el Registro de la Propiedad, los operadores priorizan buenos recibos de sueldo que respalden el ingreso de los inquilinos antes que una garantía propietaria.

Por los barrios.

ALBERDI. Entre $ 750 y $ 950, los de un dormitorio. Los de dos, entre $ 950 y $ 1.200. En todos los casos, hay que sumar expensas.

NUEVA CÓRDOBA. Los valores del mes de alquiler oscilan entre $ 1.000 y $ 1.150 (un dormitorio). Los de dos habitaciones arrancan en $ 1.200.

GENERAL PAZ. "Deptos" de un dormitorio: entre $ 850 y $ 1.050. De dos: más de $ 1.100. Las casas de dos habitaciones no bajan de $ 1.500 por mes.

OTROS. En Alta Córdoba, las casas chicas de dos dormitorios promedian los $ 1.250; en San Martín, $ 1.150; y en General Bustos, $ 1.100 mensuales.

Comentá la nota