Alquilar es entre 15 y 20 % más caro que en diciembre

Hay una demanda sostenida, a pesar del verano. Entre diciembre y enero los precios se acomodaron hacia arriba. Explicaciones.
Los precios de los alquileres para vivienda en el Gran Mendoza han crecido al compás de la inflación, entre un 15% y 20%, en los últimos días del año y a principio de enero de 2010, según acordaron las fuentes consultadas. También influyen en la variable de precios las zonas por la increíble influencia de la inseguridad en estos últimos años.

Con una perspectiva más favorable para este año, los agentes inmobiliarios se preparan para una temporada en la cual ya se avizora que la demanda no ha decaído a pesar de la época estival.

En cuanto a esto, Pablo Cocucci, de la inmobiliaria que lleva su apellido, dijo que "la demanda está sostenida, no explosiva, como en otras épocas", en alusión a 2007 y 2008 en los que existió un "boom inmobiliario" que afectó a los valores. Aún así, considera que el mercado está más activo que meses anteriores, en comparación con el primer semestre de 2009, en los que hubo un reacomodamiento de precios a la baja debido a la sobrevaluación producto de ese "boom".

En cuanto a los vaivenes de precios, Santiago Debé, desde la inmobiliaria de su propiedad, explicó que después del bajón que aplacó el mercado desde junio a octubre de 2009, "bajaron sensiblemente los precios y no se actualizaron en su totalidad. Sólo en un 10%". Pero en este año, con la mejora en la demanda que "nos ha sorprendido a nosotros mismos" -dijo- "se han incrementado en un 20%".

Estas subas acompañaron los aumentos generales de precios de cualquier sector o actividad. Es más, según Debé, "todos los acuerdos salariales pactados en estos meses han rondado el 20%".

En su opinión, el turismo de enero ha sido un factor muy importante para activar al negocio inmobiliario. Aunque sí explicó que dicha demanda progresiva es una tendencia de mayor equilibrio económico generalizado. Aún así, con este viento a favor, para Ricardo Milán, de la inmobiliaria Milán & Asociados, "los alquileres siempre tienen salida" porque suplen una gran deficiencia que tiene la gente al no poder acceder a su propia vivienda vía préstamos hipotecarios.

Milán también coincidió en que los precios se estancaron en los últimos meses y relató que los contratos de esta temporada tienen un incremento para el segundo año de entre el 15% y 20%.

Estos movimientos de mercado afectan a las clases medias que, al quedar imposibilitadas para la compra por la inexistencia de créditos bancarios, "apalancan un poco los valores mediante la demanda", señaló Cocucci.

Para Fabián Imazio, de la inmobiliaria Otero, "los precios se han ajustado por la inflación y no por el mercado" y esto significaría sólo "un pequeño ajuste" en comparación con lo que se suele mover el mercado inmobiliario en épocas buenas. Este agente dijo que "los precios venían de un amesetamiento importante" por la crisis económica de meses atrás.

"Los precios no son tan desatinados este año", subrayó. En su opinión, la oferta ha subido porque la gente no quiere "contraer o asumir compromisos a largo plazo" y se las arregla "para alquilar en situaciones extremas".

Secretos de inquilinos

Los clientes que más demandan alquileres son parejas jóvenes, trabajadores, muchos profesionales. En un segmento considerado más bajo estarían los estudiantes de la provincia y el país que vienen a cursar sus estudios universitarios en Mendoza, según describió Imazio.

Igualmente, este agente inmobiliario señaló que hay muchos matrimonios que dejan sus propiedades, en general casas, por departamentos céntricos porque sus familias se achicaron al emanciparse los hijos. Los clientes buscan precios, comparan y sacan cuentas hasta último momento por la incertidumbre reinante de los meses venideros.

También prefieren los departamentos ubicados en las zonas céntricas ante que las casas o construcciones con espacios grandes y abiertos. "Rehúyen de los lugares de difícil condición por la inseguridad", describió Imazio, y tienen una demanda más limitada.

Los pedidos habitacionales se concentran en departamentos en pleno centro de entre $ 1.000 y $ 1.500 y en casas los valores oscilan en $ 1.500 y $ 2.000. Las zonas más solicitadas del Gran Mendoza son Ciudad, Guaymallén (en especial Dorrego), Godoy Cruz (las zonas circundantes a la Avenida San Martín) y Chacras de Coria. En estas zonas lujaninas como Vistalba y Perdriel, los montos son más altos, sostuvo Milán.

Comentá la nota