Los alperovichistas redujeron la difusión de licitaciones públicas

El PE ya no tendrá la obligación de publicitar las convocatorias en los medios de mayor tirada. Bastará que las ofertas de obras y de servicios públicos se publiquen durante cuatro días en el Boletín Oficial y en el sitio web de la Provincia
El Gobierno de José Alperovich ya no estará obligado a difundir en el medio de mayor tirada de la provincia la convocatoria a licitaciones públicas. Así lo dispuso el oficialismo legislativo durante la sesión de ayer, cuando aprobó una modificación de la Ley 5.854 (de Obras Públicas). Ahora, la publicación en el Boletín Oficial (BO) y en el sitio web de la Provincia (www.tucuman.gov.ar) y la mera "comunicación" a un medio será suficiente para ofertar la ejecución de obras y de servicios públicos.

Desde las primeras palabras, el alperovichismo evidenció una actitud defensiva en el momento de debatir la modificación. Además, los tres oficialistas que hicieron uso de la palabra durante la discusión repitieron la misma argumentación.

Originalmente, el texto modificado (inciso "b" del artículo 14) establecía que toda licitación de obra pública debía publicarse durante cuatro días en el BO y, al menos, en un diario, "de los de mayor circulación de la provincia". La oposición votó en contra y criticó el proyecto.

"No se oculta los actos del Gobierno. Internet llega a más gente. En estas épocas se debe tener en cuenta esta herramienta. La Ley 5.854 data de 1986; entonces no se podía prever la publicación en medios electrónicos", dijo José Teri al momento de presentar el proyecto.

Esteban Jerez (bloque Juan B. Alberdi) lamentó que la iniciativa no haya sido debatida en profundidad. "Se pone a consideración la publicación de los actos del Gobierno. Si se pretende que ese acto sea justa, efectiva y eficientemente difundido se debe recurrir a los medios que reúnan este requisito", manifestó. Jerez advirtió que la modificación aporta al ocultamiento. "En 1996, Argentina se adhirió a la Convención Interamericana contra la Corrupción. En uno de sus postulados, esta exige medios eficientes de publicación y política transparente. Guarda relación con la calidad institucional y con la seguridad jurídica de un Estado que se dice democrático", arremetió. Por último, aclaró que descreía de las razones del oficialismo: "no sabemos cuál ha sido el propósito del cambio. Quiero que se indague sobre los verdaderos motivos".

A esta crítica se sumó José Cano (UCR). "Se modifica una ley que el oficialismo usa muy poco porque la licitación es una excepción en Tucumán", dijo. El radical adhirió a la teoría del ocultamiento. "Se quiere que los actos públicos no sean públicos. Hay una tendencia a que los amigos sean beneficiados con las licitaciones", acusó. Cano dio su versión de los motivos del cambio: "esta ley persigue castigar a un medio que no dice lo que el Gobierno quiere".

"El Gobierno quiere tratar las cosas en absoluto hermetismo. No se trata de negar publicidad al diario de mayor tirada sino de impedir que se conozcan los actos", señaló Osvaldo Cirnigliaro (Partido Laborista). "Renzo", además, echó por tierra el argumento del ahorro: "el PE cedió fondos de los ciudadanos a firmas que se las conoce por el nombre, sin saber quién está detrás".

En defensa

Carolina Vargas Aignasse insistió en el argumento de que en 1986 (cuando se sancionó la Ley 5.854) no había internet. "En ningún momento se obstaculiza la publicidad de los actos de Gobierno. Lo que se pasa es que esta norma fue sancionada en 1986. Nadie puede desconocer la importancia de internet. Cualquiera que ingrese al sitio oficial de Tucumán o al del BO tendrá la información", dijo.

"Por ponerlo en internet no dejamos en desigualdad a nadie. El sitio oficial tiene un promedio de 66.840 ingresantes por mes. El empresario, que sabe que allí está la licitación, sin duda tiene un hombre o un departamento que la rastrea. Lamento que haya gente que busca segundas intenciones donde no las hay", sostuvo el titular del bloque alperovichista, Roque Alvarez.

Comentá la nota