El alperovichismo suma aliados para conducir la CGT

A 13 días del vencimiento de los mandatos en la CGT y en las 62 Organizaciones Justicialistas, los realineamientos dirigenciales hacen presagiar una fractura en el movimiento obrero.
“No hay ninguna alianza firme. Queremos consensuar un plenario en el que todos los sectores podamos acordar los nombres de la futura conducción”, afirmó el titular cegetista, Jesús Pellasio (Uatre).

Pellasio mantuvo contactos con Luis González (Fotia) y por Daniel Acosta (Caucho); sin embargo, estos últimos ahora avanzaron en un acuerdo con el ala más oficialista del sindicalismo, que impulsa a Ricardo Cáceres (UTA) como secretario general de la CGT. “El movimiento obrero es muy dinámico. Por eso, el acuerdo que teníamos con Uatre se diluyó y hoy conversamos con el compañero Roberto Jiménez (secretario de Trabajo del Poder Ejecutivo)”, dijo Acosta. A las 11, en UTA, el sector mantendrá una reunión para avanzar en la conformación de la lista. El alperovichismo pretende que el candidato a a secretario general sea Cáceres. “Nosotros pensamos que Cáceres puede ser el adjunto y González el titular. Pero dejaríamos librado a ellos que decidan quién será el uno y quién el dos”, añadió Acosta.

En tanto, el actual titular de la CGT ratificó su postura de no permitir que el PE se involucre en la decisión gremial. “Los nombres tienen que salir de la casa de los trabajadores y no de la casa del gobernador”, bramó.

Los mandatos de Pellasio en la central obrera y de Luis Diarte en las 62 Organizaciones Justicialistas finalizarán el lunes 24. Si no hay acuerdo entre los dirigentes gremiales, la elección de autoridades por los próximos cuatro años se concretaría el viernes 21.

Comentá la nota