Alperovich: "Se va a terminar la indigencia en Tucumán"

Con esa frase, el Gobernador se refirió al pago de la asignación familiar de 180 pesos por hijo menor de 18 años a desempleados o subocupados que anunció el viernes la Presidenta. La aplicación de la medida en Tucumán insumirá un costo mensual de más de 50 millones de pesos. Paños fríos a la interna peronista.
La decisión de Cristina Fernández de Kirchner, de extender el pago de la asignación familiar por hijo menor de 18 años a desempleados o subocupados que, por su condición laboral, no accedían a esta ayuda de carácter universal, dibujó una sonrisa en el tenso rostro del gobernador José Alperovich, tras las 14 semanas de conflicto con los autoconvocados de la sanidad.

"Ayer (por el jueves) me sentí muy bien y feliz por el anuncio de la Presidenta, por los 180 pesos que se va a pagar por cada hijo a los que no estén cobrando salario familiar", expresó este viernes el Primer mandatario, en declaraciones a la prensa, tras supervisar obras en la Capital.

La euforia de Alperovich por la medida nacional que, según estimó, beneficiará "a unos 300 mil a 350 mil hijos de tucumanos", llegó a tal punto que se animó a anunciar que "con esto se va a terminar la indigencia en Tucumán. No va a haber gente indigente y habrá gente que de no tener absolutamente nada va a cobrar 500, 600 o 700, lo que va a cambiarles la vida", sentenció.Alperovich precisó que este beneficio se comenzará a pagar a partir del 1 de diciembre y que los primeros en cobrar van a ser los desocupados que estén registrados en la ANSES, a través de los planes Familia y Jefes y Jefas de Hogar. "Es muy probable que a partir de diciembre en la provincia comencemos a trabajar para comenzar carga los datos de toda la demás gente que va a poder cobrar retroactivamente", aclaró.

El titular del Poder Ejecutivo estimó que la aplicación de este programa en Tucumán insumirá un costo "no menor a los 50 millones de pesos por mes".

La norma se aplicará a partir de los primeros días de diciembre con el pago de una suma de 180 pesos mensuales (47 dólares) por hijo a familias de condición precaria, lo que implicará un costo total anual de 9.965 millones de pesos (2.600 millones de dólares) a nivel nacional.

Esto significará que numerosos hogares tucumanos percibirán la ayuda, que conllevará la obligatoriedad de los padres o tutores de enviar a sus hijos a la escuela, completar el calendario de vacunación y demás controles sanitarios.

¿Qué interna?

El Gobernador realizó estas declaraciones durante una supervisión de obras en Villa 9 de Julio, en la que estuvo acompañado por el intendente Domingo Amaya y el diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse.

El hecho denota un innegable mensaje político, que busca poner paños fríos a la interna peronista en la Capital, en la que el actual Jefe municipal y aspirante a la reelección y el parlamentario nacional, quien aspira a ocupar ese cargo en 2011, venían siendo grandes protagonistas.

Alperovich, Amaya y Vargas Aignasse destacaron la visita conjunta a Villa 9 de Julio como "un gesto político", aseguraron que la interna quedó bajo tierra y, casi a coro, pregonaron que "lo más importante es la gestión y darle respuestas a los vecinos".

Amaya fue más allá y, para que no queden dudas sobre su alineamiento con Alperovich, tras los chisporroteos políticos de las últimas semanas, confirmó la ruptura de su sociedad política con Germán Alfaro. "El Diputado Alfaro ya no está con nuestra gestión", disparó el intendente capitalino.

Comentá la nota