Alperovich no tendría que modificar la hora

Hasta ayer el Gobernador no había decidido qué actitud tomar. Pero desde el Gobierno Nacional le simplificarían las cosas, ya que este año no se adelantarían una hora los relojes.
Las dudas del gobernador José Alperovich sobre cambiar o no la hora el próximo domingo persisten, y hasta ayer el titular del Poder Ejecutivo no tenía claro qué actitud tomar ante la falta de respuestas de la Nación a un pedido suyo, conocer si se garantizaría el suministro de energía si Tucumán mantenía el viejo uso horario.

Aparentemente, desde la Casa Rosada terminarán con la incógnita que devela a empresarios y toda la sociedad, que no quieren saber nada con adelantar los relojes. Sucede que Gobierno Nacional está cerca de suspender el cambio de hora que estaba previsto implementarse para la medianoche de mañana.

Así lo adelantaron ayer fuentes oficiales, quienes señalaron que la presidenta Cristina Fernández analiza dejar la medida sin efecto para descomprimir la tensión generada por el tema con las provincias.

"Si no me contestan (hasta el domingo), el lunes 19 de octubre seguiremos con el mismo horario que hay", expresó ayer Alperovich cuando fue consultado con la prensa. La Federación Económica de Tucumán (FET) hizo pública su renuencia a modificar los relojes, especialmente por las quejas desde el sector gastronómico, ya que según ellos al oscurecer pasadas las 21.30 la clientela opta por actividades al aire libre en lugar de concurrir a cenar. "Si me dicen que no habrá energía, cambiaremos después la hora, pero si no me contestan nada, no voy a cambiar el huso horario", expresó Alperovich.

Mientras tanto, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, también evitó confirmar si su administración iba a adherir o no al cambio de hora previsto, aunque prometió que no se iba "a hacer nada para perjudicar" al turismo.

En Mar del Plata, donde participó del II Congreso Nacional de Calidad Turística, Scioli pidió "esperar novedades", aunque deslizó una línea de lo que puede ocurrir, al asegurar: "Intuyo que se va a cuidar mucho y no se va a hacer nada para perjudicar esta actividad en toda índole".

Y continuó: "No estamos hablando solamente de horario sino de lo que es un plan nacional de turismo. El gobierno nacional le da a esta actividad una gran importancia, como una actividad productiva; fíjense que ahora se ha integrado dentro del Ministerio de Industria y Turismo."

Scioli reiteró que está "convencido de que se va a cuidar y tener muy en cuenta las diversas opiniones que se han emitido al respecto". Y señaló, en respuesta a los medios presentes :"Quédense tranquilos. En todo lo vinculado con la comunidad turística, los espectáculos artísticos, culturales, la gastronomía, la hotelería, no se va a hacer nada para afectarla. Yo soy muy respetuoso, tengamos confianza y paciencia".

La resistencia de los empresarios turísticos a la medida, tenía como argumento que el consumo en los destinos turísticos se veía afectado porque los turistas extendían las horas de paseo aprovechando la luz solar por lo que dejaban de lado las salidas a restaurantes, teatros y centros de compra.

Por otra parte, otra de las razones que estaría impulsando la revisión de la medida es que la demanda de energía no es tan importante como años atrás y que el ahorro verificado con el cambio de hora no habría resultado tan efectivo como se había previsto

Casi 20 distritos, del total de 24 que tiene la Argentina, habían rechazado abiertamente la iniciativa o pusieron en duda su eficacia. El cambio se realiza en el marco de la Ley 26.350 promulgada el 26 de diciembre del 2007. La misma establece que el gobierno nacional podrá fija anualmente la fecha de iniciación y de terminación del período de cambio de hora.

Comentá la nota