Alperovich subirá el impuesto Inmobiliario

El "impuestazo", que será generado a partir de un revalúo de las propiedades, alcanzará "un 25 por ciento", según adelantó el Gobernador en declaraciones a la prensa.

El gobernador José Alperovich anunció ayer que en 2010 "habrá un aumento en el impuesto Inmobiliario, que rondará el 25 por ciento", medida que justificó señalando que en la provincia "no podemos seguir desactualizándonos" respecto a la valuación de los inmuebles.

En declaraciones a la prensa, el Mandatario tucumano recordó que el Poder Ejecutivo "tenía autorizado (por la Legislatura) un incremento muy grande (de ese tributo) desde hace dos años", tras lo cual aclaró que "no se va a cumplir al 100 por ciento de lo autorizado, sino sólo un 25 por ciento". Además, prometió que ese será el único aumento tributario que dispondrá para el año próximo.

En concreto, el "impuestazo" será la consecuencia de una modificación en las valuaciones fiscales que la Legislatura autorizó practicar en 2007, con subas de hasta un 400 por ciento, y que modificó un año después, reduciendo a un 50 por ciento el monto a actualizar en el valor de los inmuebles, debido a una ola de críticas de distintos sectores.

Es decir, la alícuota por el impuesto Inmobiliario se mantendrá en la tasa actual del 1,2 por ciento anual fijada por Rentas de la Provincia, aunque el tributo crecerá en función al revalúo del los inmuebles en un 25 por ciento.

Pese a las permanentes quejas de empresarios, productores e industriales, quienes afirman que Tucumán es uno de los distritos con mayor carga tributaria del país, Alperovich aseguró que, por el contrario, nuestra provincia "es una de las que menos presión fiscal tiene".

A la hora de justificar su planteo, recordó que "uno de los impuestos que más se recaudan es Ingresos Brutos y Tucumán está con el 2.5 por ciento, mientras que Córdoba y la Provincia de Buenos Aires están con el 4 por ciento".

Interna capitalina

En otro orden de consideraciones, Alperovich se refirió a las peleas internas que protagonizan los integrantes del bloque oficialista en el Consejo Deliberante capitalino, donde se vive una pelea anticipada por la Intendencia, de cara a los comicios de 2011. "Me reuní con ellos (los concejales) y les dije que la única manera de hacer política es trabajar fuerte y unidos para llegar bien al 2011", sostuvo y agregó que les reclamó "apoyar fuertemente al Intendente Domingo Amaya, trabajar a la par de él, para que terminemos una buena gestión, porque lo que no quiere la sociedad es vernos pelear entre nosotros", puntualizó. Finalmente, confirmó que el vicegobernador interino, Sergio Mansilla, "asume el 10 de diciembre" su banca en el Congreso de la Nación, aunque dejó dudas respecto a la posibilidad de que el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, haga lo propio.

Comentá la nota