Alperovich retoma la actividad con la entrega de viviendas

El gobernador pasó una semana de vacaciones en Punta del Este y el lunes participará del acto en el cual se entregarásn las primeras 600 casas en Lomas del Tafí. Durante su descanso surgieron versiones de un supuesto interés para dar pelea en las elecciones presidenciales de 2011.
Luego de pasar unas cortas vacaciones en Punta del Este, el gobernador José Alperovich retomará el lunes la actividad oficial y participará en el acto de entrega de las primeras 600 viviendas en Lomas del Tafí. Se trata de la primera etapa de la entrega de viviendas comprendidas en el Plan de Vivienda Federal I; la segunda corresponde a 3.000 unidades habitacionales localizadas en sector central de emprendimiento y la tercera etapa a 1.400 casas se construirán en el marco del Programa Federal II. El predio tiene una extensión de 397 hectáreas y se ubica en el sureste de la ciudad de Tafí Viejo.

El retorno de Alperovich se produce en momentos en que varios gobernadores del PJ que integran la llamada "nueva generación" del peronismo ya trabajan en posicionarse desde sus respectivas provincias en la carrera por la sucesión presidencial del 2011, ante lo que avizoran como la etapa final del kirchnerismo si el gobierno pierde las elecciones legislativas del 2009.

Según coincidieron fuentes peronistas consultadas por la agencia de noticias DyN, "por una cuestión de conveniencia" varios mandatarios del PJ, entre los que se mencionan al misionero Maurice Closs, al chaqueño Jorge Capitanich y al salteño Juan Manuel Urtubey, mantienen su alineación al gobierno y al PJ que comanda Néstor Kirchner, pero avizoran un fuerte desgaste y comienzan a tejer sus estrategias para un eventual escenario postkirchnerista.

La lista de aspirantes también podría sumarse el bonaerense Daniel Scioli y, en el conjunto de dirigentes con mayor trajín político, el sanjuanino José Luis Gioja; el tucumano José Alperovich o el chubutense, Mario Das Neves, que se muestran en todos los actos del gobierno pero tienen cierta independencia en sus provincias.

Aunque no lo admiten en público, en las charlas con sus colaboradores más cercanos, los mandatarios peronistas más jóvenes buscan "posicionarse" como la "renovación" dirigencial ante la eventualidad de que el gobierno de Cristina Fernández termine "derrotado" en las elecciones legislativas del 2009, lo que significaría el fin de la etapa de poder kirchnerista y la imposibilidad de regreso al poder del santacruceño a la Presidencia en 2011.

Comentá la nota